Henry explicará a Sarkozy lo ocurrido

El jugador se reúne con el presidente para contarle las causas del fracaso 

La selección francesa llegó a París después de haber sido eliminada en el Mundial
La selección francesa llegó a París después de haber sido eliminada en el Mundial

PARÍS- La eliminación de Francia duele. No sólo a jugadores, técnicos y aficionados. El mismísimo presidente, Nicolas Sarkozy, ha convertido la humillación futbolística de los «bleu» en una cuestión de estado. Quiere saber por boca de uno de los protagonistas lo que ha ocurrido en Suráfrica y ha convocado para hoy a Henry, el veterano y carismático jugador del Barcelona. Hay que analizar todo lo ocurrido en la concentración y el presidente necesita saberlo de primera mano.Antes de reunirse con el jugador, Sakorzy ha citado a François Fillon, a la ministra de Deportes, Roselyne Bachelot, y a la secretaria de Estado para el Deporte, Rama Yade, con el fin de conocer la opinión de los máximos responsables del deporte.Luego, el que acudirá al Elíseo es Henry. Y lo hará a petición propia, porque fue el delantero del Barcelona el que telefoneó desde Suráfrica al presidente de la República para decirle que deseaba hablar con él, según comentó ayer el portavoz de la presidencia francesa, Luc Chatel.Según informan los medios franceses, mientras sus compañeros retornaban al cuartel general en Knysna, el azulgrana cogió un vuelo hacia París inmediatamente después de la derrota por 2-1 ante Sudáfrica, que supuso la eli- minación definitiva del Mundial de los «bleu».El fracaso de Francia en este Mundial ha ido más allá de lo de- portivo, ya que el combinado galo, último de su grupo con sólo un punto en tres partidos, ha sufrido también problemas internos durante la competición, como discu- siones entre los jugadores y el seleccionador nacional, Raymond Doménech.Y es que también se habla de enfrentamientos racistas dentro del vestuario. La facción de color, comandada por Evrá, Abidal, Anel ka, etc... parece que no soporta al «blanco» Gourcuff y que, durante la concentración, ha habido mucha desunión, reproches y poca armonía, lo que se multiplicó des- pués del primer partido en el que Francia empató con Uruguay. Por eso, la llegada de Blanc va a suponer un cambio radical dentro del combinado francés. El técnico se encargará de renovar el equipo y muchos de los futbolistas que han estado en Suráfrica dejarán la selección.