Luis Alfonso en su salsa

El hijo de Samaranch completó la representación española

La gran duquesa María Vladímirovna, que se autoproclamó Zarina de Todas las Rusias  y nacida en 1953 en Madrid, también estuvo en el enlace
La gran duquesa María Vladímirovna, que se autoproclamó Zarina de Todas las Rusias y nacida en 1953 en Madrid, también estuvo en el enlace

Aunque algunos se refirieran a ellos como la «representación española», en ningún caso lo han sido de forma oficial. Luis Alfonso de Borbón, al que los legitimistas franceses consideran heredero legítimo al trono de Francia, se encontraba ayer en su salsa. De su brazo, constantemente agarrada, su fiel esposa, Margarita Vargas, que lució de tarde un conjunto años 50, de inspiración New Look gris con pedrería. Y es que la joven, madre de tres hijos, suele optar por una imagen que la «envejece», aunque de incuestionable elegancia. Ya de noche, optó por el mismo color, aunque esta vez muy juvenil con un palabra de honor que destacaba su delgadez. Llamaron también la atención sus labios rojos, ya que ella suele maquillarse de manera más sobria.
Esta no fue la única representación española en la boda monegasca. Marisol Casado y Juan Antonio Samaranch, miembros del Comité Olímpico Internacional (COI), figuraron entre los asistentes. El Jefe de Estado monegasco invitó al enlace a todos los miembros del Comité Olímpico Internacional, de los que asistieron a la boda aproximadamente la mitad, encabezados por su presidente, el belga Jacques Rogge. Samaranch –hijo del histórico presidente del COI, fallecido el año pasado– acudió acompañado de a su esposa, Cristina Bigelli. Casado, presidenta de la Federación Internacional de Triatlón (ITU), iba en compañía de su hija, Berta. Ambas asistieron el viernes, al concierto de Jean-Michel Jarre, aunque no estuvieron el jueves en el de los Eagles, según comentó, en conversación telefónica con Efe desde el principado de la Costa Azul, Marisol Casado, que destacó la gran vistosidad de las ceremonias.


La curiosidad
La Zarina madrileña
La gran duquesa María Vladímirovna, que se autoproclamó Zarina de Todas las Rusias y nacida en 1953 en Madrid, también estuvo en el enlace. A la cena oficial de la boda llegó acompañada por su hijo Georgy .