El Gobierno venezolano espera la respuesta de los presos amotinados

El Gobierno venezolano aguarda hoy la decisión de un millar de presos de la cárcel de El Rodeo II, cercana a Caracas, de deponer la resistencia que mantienen y permitan el acceso al interior del penal tras siete días de cerco de la Guardia Nacional (policía militarizada).

"En estos momentos la situación se mantiene en espera", indicó el comandante de la Guardia Nacional, general Luis Motta, en declaraciones al canal estatal de televisión VTV. "Estamos esperando, quedaron en darnos una respuesta a las 6.00 (10.30 GMT) sin embargo no han dado respuesta y nosotros estamos esperando", dijo, al recordar los contactos que hubo anoche con los internos y su compromiso de comunicar una decisión para esa hora.


El ministro del Interior, Tareck el Aissami, indicó ayer que hoy a las 6.00 hora local los presos "van a facilitar, van a permitir el ingreso de las autoridades, una vez que estén ellos mismos organizados en las zonas correspondientes, en los patios correspondientes". Así se comprometieron a través de portavoces de la cincuentena de líderes de los presos que retienen a un millar de sus compañeros, en un primer "contacto directo", indicó El Aissami. "Hemos sido pacientes, y seguiremos siendo pacientes", señaló hoy Motta.


El Gobierno lanzó el pasado viernes un operativo con más de 5.000 efectivos de la Guardia Nacional para hacer una requisa y retomar el control de los penales de El Rodeo I y El Rodeo II, a unos 30 kilómetros de Caracas. En la primera jornada los militares controlaron la prisión de El Rodeo I y desde el sábado mantienen un sitio a la de El Rodeo II, donde alrededor de un millar de presos están atrincherados. Hasta el momento la operación arroja un balance oficial de dos militares y un reo muertos, y 22 soldados heridos. El Gobierno ha trasladado a 2.500 presos de El Rodeo I, donde permanecen otros 934 reos, a otras cuatro cárceles del país.