Lomana todoterreno

Participó en la carrera solidaria de Land Rover Discovery

Lomana, en el Land Rover Discovery
Lomana, en el Land Rover Discovery

A veces, máquinas y personas sorprenden por su capacidad de adaptación al medio. Porque, tras una imagen de lujo y sofisticación, esconden una fuerza interior que las convierten en capaces de superar con éxito las pruebas más duras. Así lo han demostrado, durante dos días, Carmen Lomana y su Land Rover Discovery, que se situaron en los puestos de cabeza en la primera edición de la Discovery Challenge que se ha celebrado entre España y Portugal.

A lo largo de dos días Lomana y Discovery se unieron en esta cita en beneficio de las asociaciones que protegen en la Península los animales en peligro de extinción y que son ayudadas por Land Rover. Juanjo Puigcorbé, Tommmy Robledo y Carmen Martinez-Bordiú fueron algunos de los que participaron en esta iniciativa.

Lomana sorprendió con un arrojo sin límites y una forma física que contrasta con su imagen delicada. Cargó troncos para construir puentes sobre un regato y que, gracias a ello, su coche superara este obstáculo; «navegó» con el Discovery por cauces de río, realizó una prueba de velocidad todoterreno con nota máxima, remó por las aguas del Duero e incluso se tiró haciendo «rafting» desde el puente medieval de la localidad portuguesa de Amarante. Quien tenga en su mente la imagen de una mujer frívola y sin recursos, como a veces nos la pinta la «tele», ya puede ir cambiándola, o corre el peligro de recibir una clase de economía, de arte contemporáneo o de literatura clásica francesa.


Adaptación al medio
Por su parte, el Land Rover Discovery demostró su adaptación al medio y su sencillez de manejo para, gracias a su electrónica, poder ofrecer un auténtico todoterreno capaz de superar las pruebas más difíciles en el fuera de carretera, aunque uno no sea un conductor experto. Y sobre el asfalto, convertirse en un automóvil elegante, espacioso y con un nivel de terminación y equipamiento comparable a las mejores berlinas de lujo.