«Gürtel» está en Madrid por Iñaki Zaragüeta

La Razón
La RazónLa Razón

Ahora, ¿dónde está centrado el «caso Gürtel»?, me preguntaba ayer mi amigo Rogelio. «Donde ha estado siempre, contesté: en Madrid». Una vez absuelto el ex presidente de la Generalitat, Francisco Camps, el agua del escándalo vuelve a su cauce, de donde la alianza del interés mediático y político había desviado. Durante demasiado tiempo, muchos interesados centraron en la Comunitat Valenciana el núcleo de la corrupción del entramado orquestado por Francisco Correa. Y lo hicieron mediante una cruzada de ensañamiento hacia esta tierra. Por lo que fuera, no querían establecerlo donde realmente está la corrupción, donde se originó la trama urbanística, en Ayuntamientos madrileños. Allí es donde aún hay personas en prisión, políticos imputados, cuentas en paraísos fiscales, barcos, chalets en Marbella y Baqueira y demás derivados tradicionales de la corrupción. Nada de eso se ha producido en Valencia. En mi opinión, intenciones aviesas enfocaron la crisis en la capital del Turia sin importar las consecuencias personales, sociales y políticas. El «caso de los trajes» de Camps y Ricardo Costa no es comparable con el sumario «Gürtel» del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ni siquiera con asuntos sobreseídos como el de José Bono en Castilla-La Mancha o de Manuel Chaves en Andalucía. A diferencia de los dos valencianos, ellos contaron con la complicidad de la Fiscalía General del Estado a las órdenes del Gobierno socialista, en clara demostración de lo que nos falta por recorrer en materia de justicia. Así es la vida.