Libros

Una biografía aporta nuevas luces sobre el Vicens Vives más político

Cristina Gatell y Glòria Soler se adentran en la vida del historiador

BARCELONA- Jaume Vicens Vives es uno de los grandes nombres de la historiografía moderna, referente para varias generaciones de historiadores catalanes. Sin embargo, hasta ahora no contaba con un libro que recogiera la complejidad de una figura que ha sido en ocasiones criticada de manera desorbitada. Cristina Gatell y Glòria Soler, responsables de las biografías de Miquel Batllori y Martí de Riquer, abordan la compleja figura del intelectual en «Amb el corrent de proa. Les vides polítiques de Jaume Vicens Vives», editado por Quaderns Crema.
Las autoras han estado trabajando tres años en el proyecto, localizando documentación hasta la fecha inédita o poco conocida, como es el caso del epistolario cruzado entre Vicens y Josep Pla.
Gatell y Soler aseguraron ayer, durante la presentación de su obra, que «había una vertiente de la personalidad de Vicens que no estaba estudiada y era su actividad política. Se comprometió como intelectual y contribuyó a la democratización del país».
Las biógrafas recordaron que Vicens decidió en 1939,cuando estaba a punto de pasar la frontera para exiliarse, quedarse en España, una manera de poder «intervenir en la democratización del país, una actitud que le causará muchos problemas».
Vicens Vives optó por tender puentes entre Madrid y Barcelona, además de creer en una opción política hacia la monarquía. A ello hay que sumar sus contactos con algunos exiliados destacados como Josep Tarradellas. Este último llegó a pensar en Vicens como miembro de su gobierno.
Las escritoras coinciden al afirmar que su biografiado optó por emplear su cátedra para moverse entre dos líneas: la de la renovación historiográfica y la del «enderezamiento de Cataluña».


«Amb el corrent de proa»
C. Gatell y G. Soler
Quaderns cremA
688 páginas, 29,50 euros.