La Fundación Godia explora el videoarte a través de sus referentes

Cuándo: Hasta el 17 de junio. Dónde: Fundación Francisco Godia. Diputació, 250. CuÁnto: 5,50 euros.

BARCELONA- La Fundación Francisco Godia explora las nuevas propuestas en el terreno del videoarte. Y lo hace a partir de una selección de piezas procedentes de la colección privada de los franceses Isabelle y Jean-Conrad Lemaitre a partir de la exposición «The Eyes of the Soul». Con esta muestra la Fundación Godia participa en la décima edición del Festival Screen de Barcelona.

La pareja de coleccionistas siempre ha demostrado un gran interés por el cine y ha apostado por recopilar a lo largo de los años propuestas centradas en la crítica a Hollywood. El interés del matrimonio es esencialmente ahondar en crear un puente entre las películas y la realidad de cada día.

La propuesta de la Fundación Godia resume las diferentes técnicas, realidades y perspectivas empleadas por 14 autores de todo el mundo, como Tacita Dean, Christian Marclay, Elisa Pone, Beatrice Gibson o Mathias Miller. El espectador de la exposición se encontrará con videocreaciones realizadas en la última década que se mueven desde la tendencia documental hasta las últimas aproximaciones más experimentales.

Entre las obras más destacadas se encuentra «Mixed Reviews», de Christian Marclay. El artista parte de una visita al archivo personal del tenor Enrico Caruso a un conservatorio de Baltimore (Estados Unidos), donde encontró un texto en el que el cantante hablaba de su encuentro con Hellen Keller. Caruso actuó para ella y, pese a ser sorda y ciega, Keller fue capaz de oír su voz «a través del tacto».

Por su parte, el francés Dominique Gonzalez-Forester recrea una conversación telefónica entre dos adolescentes al atardecer, en un paisaje urbano japonés. En medio del caos propio de las ciudades, el artista nos hace ver la presencia invisible de otra urbe mucho más emocional, transitoria, inmadura y abierta.

Otra ciudad, en este caso Florencia, es la protagonista del vídeo de Frank Hesse. El creador recorre el trayecto entre la basílica de la Santa Croce y el Instituto de Historia del Arte de la población italiana, lugares que simbolizan visiones diferenciadas del arte. Por un lado, tenemos la pasión, y, por otro, la transmisión. Este trabajo ha sido rodado de noche, con la cámara en mano, lo que le da mayor intimidad.

El montaje de la exposición, comisariada por Nathalie Viot, permite también que las piezas de la colección de la Fundación Godia dialoguen con el videoarte más actual.