Literatura

El éxito de la tenacidad

Reverter, durante la presentación
Reverter, durante la presentación

Arturo Reverter ha escrito un libro sobre Kraus que pasará a ser una referencia en el género. Salvo en un capítulo, en el que explica subjetivamente la técnica de Kraus, su labor se limita a ordenar y planificar con humildad ejemplar las opiniones del ilustre tenor sobre los grandes temas que abarcó su carrera. Kraus fue un luchador a pesar de la falsa impresión de facilidad que su canto pudiese producir. No tuvo una voz especialmente bella, aunque sí un timbre penetrante que proyectaba espléndidamente un caudal tampoco excesivamente amplio, pero supo investigarse para sacar el máximo partido a sus dones. Fue un ejemplo en esa búsqueda de «su» perfección y es por ello que su canto puede parecer poco espontáneo y natural. No puede ser de otra forma si se desea una longevidad canora.
 
El libro retrata muchas, de hecho, todas sus personales características. Desde la sonrisa en la faz que debía acompañar en los agudos en los que fue referencia, hasta aquella elegancia que algunos confundieron con frialdad. Fue un degustador de aquellos trece personajes en los que ha pasado a la historia como referencia. Supo completar un estilo de canto a la antigua usanza con las técnicas modernas y recuperó el canto elegíaco para personajes como Edgardo. Y, sin embargo, siguió dudando. Cuando hablaba de la Callas se preguntaba: ¿acaso no es más importante la emoción final que la técnica?