Atlético de Madrid

El Atlético se apagó muy pronto (1-1)

Agüero adelantó a los rojiblancos y Piatti empató para el Almería en un partido abierto y con mucho ritmo. Buen planteamiento de Juanma Lillo

El centrocampista del Atlético de Madrid, Simao Sabrosa
El centrocampista del Atlético de Madrid, Simao Sabrosa

MADRID- Quique no se guardó nada, se olvidó del derbi del próximo domingo, recuperó a Forlán para la causa y presentó ante el Almería, del atrevido y osado Lillo, su once de gala, a excepción del operado Godín. Se trataba, pues, de aprobar el examen ante los andaluces y luego, si las circunstancias eran favorables, se podía acordar uno de la excelente tropa de Mourinho. Y el Atlético suspendió, víctima de su ansiedad y de su falta de definición ante un rival que le plantó cara, que no le dejó pensar y que dio una buena imagen.
De un primer tiempo notable en el juego rojiblanco con ocasiones, llegadas a la portería de Alves y remates se pasó a un segundo acto en donde el equipo de Quique se fue cayendo, se hizo muy previsible y notó, en exceso, la ausencia de Reyes, con una lesión en el gemelo de la pierna izquierda. Y de todas esas circunstancias se aprovechó el Almería, que defendió con criterio y que fue un maestro en el contragolpe con sus dos puñales, Piatti y Crusat. El argentino fue una pesadilla para Filipe Luis y para la defensa de los madrileños, que no supieron cerrar el partido cuando lo tuvieron de cara y siempre jugaron en el alambre porque el equipo no está construido para tener la pausa que ayer hubiera sido necesaria. Si otras veces los partidos de ida y vuelta le han ido bien al Atlético, en esta ocasión fue al contrario.
El Atlético, que fue de más a menos, comenzó enchufado, cercando la portería del seguro Alves y entrando por las bandas. Reyes y Agüero eran los encargados de crear problemas a los defensores de Lillo; Simao también aparecía y el que no encontraba su rol necesario era Forlán. El uruguayo siempre probó fortuna desde lejos y Alves paró sin problemas.
Ante el Atlético, que quería y pudo cuando Agüero (min 33) aprovechó el rechazo del meta brasileño al cabezazo de Reyes, oponía el Almería velocidad, buen manejo en el centro del campo y remate. Porque antes del tanto de Piatti (min 45) Uche había avisado a De Gea con un disparo al poste y otro disparo para el lucimiento del portero. Gol fatal para los rojiblancos, que ya no levantaron cabeza, que se empeñaron en dar opciones al Almería, casi todas sus transiciones tenían peligro, y que se fueron diluyendo. Tiago perdía fuelle y clarividencia, Assunçao parecía lentísimo, Agüero bajaba en su tono físico y Forlán desaparecía. La presencia de Mérida no aportó nada y el equipo lo intentó con pocas luces, con una banda coja, la derecha, y mucho juego en la frontal. Esperaba Quique un chispazo o una genialidad individual, pero no hubo acierto cuando el «Kun» agarró la pelota en el área andaluza.
Y llegó el suspenso para el Atlético y el aprobado para el Almería, para el descaro de Lillo, que no le tuvo miedo al escenario y planteó un partido abierto ante un equipo, como el rojiblanco, que no ha encontrado su línea de juego, al que le falta regularidad y que va a llegar al Bernabéu con dudas.

Reyes puede perderse el derbi
Se lesionó Reyes y se hundió el Atlético. El extremo rojiblanco sufrió un traumatismo en la pierna izquierda que le provocó una contractura en el gemelo. Su participación en el derbi del domingo contra el Real Madrid es dudosa. No deja dudas la tarjeta que vio Perea. Era la quinta y el colombiano ya sabe que no estará en el Santiago Bernabéu.Una ausencia importante para Quique, que se queda casi sin centrales para el clásico. La ausencia de Perea se une a la de Godín, que el sábado fue operado de apendicitis y que estará entre tres y cuatro semanas de baja. «Es nuestro sino. Estamos así toda la temporada. Empezamos con Agüero, luego Godín, por dos veces, y ahora Perea. En cada partido nos falta un jugador importante, pero el Atlético tiene muy buenos jugadores como para encarar el partido del Bernabéu en condiciones», aseguró Quique. El técnico lamentó el daño que hizo el tanto del Almería antes del descanso.


- Ficha técnica:
1 - Atlético de Madrid: De Gea; Ujfalusi, Perea, Domínguez, Filipe Luis; Reyes (Fran Mérida, m. 46), Assuncao, Tiago (Raúl García, m. 83), Simao; Forlán (Diego Costa, m. 72) y Kun Agüero.
1 - Almería: Diego Alves; Michel, Carlos García, Santi Acasiete, Juanma Ortiz; Bernardello, M'Bami (Ulloa, m. 78); Piatti (Ortiz, m. 83), Corona (Vargas, m. 62), Crusat; y Uche.
Goles: 1-0, m. 33: Agüero aprovecha un rechace de Diego Alves tras un remate de cabeza de Reyes. 1-1, m. 45: Piatti, con un tiro ajustado desde fuera del área.
Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes (C. Cántabro). Amonestó a los locales Domínguez (m. 40), Tiago (m. 60) y Perea (m. 74) y a los visitantes Michel (m. 47) y Diego Alves (m. 70).
Incidencias: partido correspondiente a la novena jornada de Liga en Primera División, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 35.000 espectadores.