Las sexys

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Los americanos, que no sólo ven a España como un lugar donde emular a Hemingway poniéndose ciegos de vino y corriendo delante de los toros, han echado un vistazo más ferolítico a nuestro producto interior bruto y han confeccionado una lista de las españolas más sexys. Como para mostrar que aquí tenemos tesoros de interés público más allá del Museo del Prado o la paella. A primera vista, llama la atención que entre los primeros puestos destaquen actrices o ex actrices del porno patrio, como la actual número uno Rebeca Linares o la antigua estrella Miriam Sánchez, lo cual, más que un baldón, es indicativo de la buena salud de la industria nacional del género de cara al extranjero.

Luego están nuestras actrices convencionales más y menos internacionales, tipo Paz Vega, Penélope Cruz, Elsa Pataky, Elena Anaya y Leonor Watling, y por ahí todo previsible. Lo curioso es que también ocupan merecidos lugares de preferencia monumentos televisivos como Vanessa Romero, Paula Vázquez, Pilar Rubio o Patricia Conde, ante las que nada hay que objetar, salvo la extrañeza de que en Estados Unidos vean nuestro canales televisivos. Más fácil es que la selección la haya hecho desde aquí algún españolito rijoso convertido en corresponsal catalogador de carnes morenas.

En cualquier caso, esta lista tiene su valor y sentido, que es el de percatarnos de la estupenda evolución que ha tenido este país en el espectáculo femenino. Lejos del mito de la Carmen, la navaja en la liga, el refajo, el cuerpo botijero y la pierna ajamonada, hoy florecen muchachas de belleza imposible por generación espontánea. De rompe y rasga, de pan y moja, de chupa y dómine. Da igual lo que hayan mamado para proclamar que en España por fin hay buena crianza. Nuestras sexys son hoy crisol y esencia de la imagen ibérica en una belleza de todos los colores que, por fortuna, conserva aún los perfumes del misterio.