Llega el «jacuzzing»: un baño relajante colgado de un puente

Para los amantes de la adrenalina, se ha inventado en Suiza un nuevo deporte. Se trata del puenting pero con baño incluido: el "jacuzzing"te ofrece la posibilidad de darte un remojón a unos 150 metros del suelo.

Un jacuzzi suspendido en el aire

Tras muchas horas de preparación, los organizadores consiguieron acoplar una balsa llena de agua sobre un soporte de madera y colgarlo del puente New Gueuroz en Suiza. Un total de 25 personas, con cascos de seguridad, fueron bajando a la improvisada piscina para darse un merecido chapuzón de dos horas y media.
 
La idea surgió en la web suiza Jacuzzi.ch por un grupo de aficionados a llevarse la piscina a cualquier parte del mundo, según asegura el diario ‘The Sun'. Parece ser que a estos atrevidos bañistas no les para nadie, y mucho menos el frío. 

Así lo demostraron hace varios años instalando otro jacuzzi en la cima de la montaña más alta de los Alpes, el Mont Blanc, esta vez de agua caliente para contrarrestar las gélidas temperaturas.