Caja Madrid anula el bonus millonario que aprobó Blesa para él y sus directivos

El equipo de Miguel Blesa no cobrará los 25 millones de euros en incentivos aprobados por el ex presidente de la entidad en 2007. El consejo de administración, presidido por Rodrigo Rato, acordó ayer «finalizar, no renovar y no reconocer» estos derechos de cobro adicionales a la jubilación para diez ex directivos de la caja de ahorros

Caja Madrid no reconoce a sus directivos el cobro de 25 millones en primas
Caja Madrid no reconoce a sus directivos el cobro de 25 millones en primas

En un principio, la Comisión de Nombramientos y Retribuciones de la entidad recomendó que se retrasara el abono del «bonus» a la antigua cúpula liderada por Blesa hasta que el Sistema Institucional de Protección (SIP) liderado por Caja Madrid devolviera las ayudas recibidas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), un total de 4.465 millones de euros.

Sin embargo, el consejo de administración decidió suprimir de forma definitiva estos derechos de cobro, ya que estaban ligados a una serie de objetivos que la entidad no logró realizar durante la etapa de Blesa como presidente. En la postura del consejo de administración ha pesado con fuerza la dudosa gestión de la anterior directiva, ya que, entre 2007 y 2010, justo los tres años que siguieron a la aprobación del plan de incentivos ahora derrogado, Caja Madrid redujo su beneficio en un 75%.

Cambios legislativos

Además, los próximos cambios en el sistema de retribuciones en el sector financiero a nivel europeo serán implantados con posterioridad en España, y contemplan el recorte, e incluso la supresión, de los «bonus» a directivos en aquellas entidades que hayan recibido inyecciones de capital público. El plan otorga, asimismo, cierta capacidad de veto al Gobierno en decisiones relacionadas con la retribución de la alta dirección de las entidades parcialmente nacionalizadas.

La Comunidad de Madrid ya expresó el viernes su total rechazó al pago de los «bonus» a la ex cúpula directiva y se sumó a las recomendaciones del Consejo de Nombramientos y Retribuciones de la entidad sobre el bonus del ex equipo directivo.

Los afectados por la supresión de los derecho de cobro del plan de incentivos a largo plazo para la alta dirección se plantean recurrir la decisión ante los tribunales a partir del próximo 1 de abril, aunque los expertos creen que será inútil y que la reclamación no prosperará.

«Una entidad que ha visto descender sus beneficios y que ha tenido que acudir a los fondos públicos para continuar su actividad no puede pagar un bonus que está ligado a un éxito y un progreso que no se ha producido», señaló ayer el catedrático de Derecho Mercantil y socio del despacho Cremades & Calvo Sotelo, Angel Fernández-Albor, informa Ep.


Los diez beneficiarios
Miguel Blesa: El ex presidente de Caja Madrid recibió una indemnización de 2,8 millones de euros por su salida de la entidad y habría cobrado el bonus en 2012, con 65 años.

Ramón Ferraz: Actual director de expansión internacional, pero no forma parte de la cúpula directiva de la entidad.

Matías Amat: Es el director de las participadas de la caja y se mantiene en la alta dirección. Con Blesa fue director general de Negocio.

Carlos Martínez: El ex consejero delegado (CEO) de la Corporación Caja Madrid hubiera sido el primero en cobrar el «bonus», ya que es el miembro de mayor edad del equipo.

Ildefonso Sánchez: Director general financiero y de riesgos de BanCajaMadrid, mantiene su puesto en la alta dirección.

Rafael Spottorno: Actual director de la Fundación Caja Madrid. Con la salida de Blesa, dejó de formar parte de la cúpula directiva.

Juan Astorqui: Fue Director de Comunicación de la entidad entre 1996 y 2010, y la abandonó tras la salida de Blesa. Recibió una indemnización de 1,4 millones de euros.

Carmen Contreras: Es la directora de Acción Social de Caja Madrid.

Mariano Pérez Claver Abandonó la caja tras ser CEO de la Corporación Caja Madrid.
Ricardo Morado: Fue director de Organización y Medios, ya no está en la entidad.