Al menos 40 muertos y 122 heridos por varias explosiones en la ciudad siria de Alepo

Al menos 40 personas han muerto y 122 han resultado heridas este miércoles tras la explosión de cinco bombas en un distrito céntrico de Alepo (norte de Siria) que se encuentra actualmente en poder de las fuerzas gubernamentales, según un nuevo balance procedente del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que ha citado fuentes médicas.

Según la cadena estatal siria Al Ijbariya TV, cuatro bombas estallaron en la plaza Saadalá al Yabari, en el oeste de Alepo. Aparte, se ha informado de una quinta explosión a pocos metros de las primeras, cerca de Bab al Yinein, en la periferia de la Ciudad Antigua, escenario de combates entre rebeldes y Ejército.

Poco antes, fuentes oficiales sirias citadas por la cadena de televisión libanesa Al Manar, próxima a Hezbolá, habían informado de al menos 27 muertos y más de 70 heridos.

Alepo, la segunda ciudad más importante de Siria, se encuentra actualmente dividida en dos partes, con las fuerzas leales al régimen de Bashar al Assad en el oeste y los combatientes rebeldes en el este. Los rebeldes, que solo cuentan con armamento ligero, han recurrido a los ataques con bomba en las zonas controladas por Al Assad. La plaza Saadalá al Yabari ha sido escenario de varias manifestaciones masivas de apoyo al presidente.

Rusia condena los atentados
La Cancillería rusa condenó hoy los atentados terroristas perpetrado en Alepo. "Los autores de tamaña fechoría, que ha acarreado la muerte y el sufrimiento de gente pacífico e inocente, y los que la encargaron, deben ser identificados y recibir un justo castigo", señala el comunicado del Ministerio de Exteriores ruso.

Rusia insiste en que "es absolutamente inadmisible el uso de métodos terroristas en cualquier circunstancia, incluido un conflicto militar interno", según las agencias locales. "El apoyo a aquellos que cometen tales crímenes es amoral e inaceptable. De nuevo llamamos al cese inmediato de la violencia armada en Siria, independientemente de su origen", destaca la nota.

Moscú insiste en el arreglo pacífico del conflicto sobre la base de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU -2042 y 2043- y los acuerdos de Ginebra, en los que se llama a las partes en conflicto a sentarse a negociar y formar un gobierno de transición.