Rajoy ya tiene «nombres» para su Gobierno si gana las elecciones

El presidente del PP, Mariano Rajoy, se siente «preparado» para gobernar, al estar en una situación de «equilibrio» que ve la «virtud clave» para dirigir un país, y ya tiene «algún nombre» para el Gobierno que conformará si gana las próximas elecciones generales, aunque no lo revela. Eso sí, avisa de que no atenderá a «criterios territoriales ni de cuotas».

«El único criterio es poner a los mejores. Y a ser posible a unos que sean mejor que yo», asegura en una entrevista concedida a «Faro de Vigo» en la que rechaza rotundamente que su estrategia política sea esperar a que el Gobierno central, con José Luis Rodríguez Zapatero al frente, «se deteriore».

En todo caso, preguntado por si mantiene que Zapatero debería adelantar los comicios, se reafirma en que con el actual presidente «no hay salida», antes de subrayar que éste ahora plantea «exactamente todo lo contrario» de lo que puso sobre la mesa durante los anteriores años de Gobierno.

«Es un caso de travestismo político como no he conocido en mi vida», denuncia el líder popular, quien destaca que la «plasmación gráfica» de este hecho «está en Rodiezmo». «Ahora no va. Es lógico. Zapatero tiene el triste récord de haber hecho el mayor recorte social y de infraestructuras que se ha hecho nunca en democracia», señala.

Sobre su postura ante la crisis económica y las voces que le acusaron de crear «mala imagen» de España, el jefe de filas del PP apunta que lleva advirtiendo de la crisis «desde 2008». «En absoluto me siento responsable de las dudas de solvencia del país», garantiza en la entrevista.

Mariano Rajoy insiste en su propuesta de «prohibir por ley» el déficit y marcar un techo de endeudamiento y gasto a las administraciones autonómicas, al tiempo que rechaza, «hoy», gravar más a las rentas más altas. «España está por encima de la media europea en el gravamen de Sociedades e IRPF y las llamadas rentas altas son muy pocas. Aumentar el tipo máximo del IRPF no produciría mayores ingresos al Estado», esgrime.

Rajoy señala también que él «no tocaría» las pensiones, y considera que hay «prioridades» que se podrían haber tomado, sin generar «tantos problemas». «Como que la edad de jubilación sea efectivamente a los 65 años.»

Entre otras cosas, el líder del PP afirma que es necesario «un cambio político» en Cataluña, deja la puerta abierta a apoyar a CiU para formar gobierno y confirma que Francisco Camps será el candidato en Valencia. Por último, se refiere al ex vicepresidente del Gobierno y ex ministro de Fomento Francisco Álvarez-Cascos como una persona «competente», «capaz» y «un clásico del PP». Que sea el próximo candidato del PP en Asturias dependerá de su «disposición».