La recaudación municipal permite a la Diputación subir su presupuesto un 4%

Bajará los gastos de personal sin despedir asesores ni bajar sueldos a diputados

La Razón
La RazónLa Razón

VALENCIA- En plena época de ajustes, austeridad y contención del gasto, la Diputación de Valencia aumentará su presupuesto para el próximo año. Su presidente, Alfonso Rus, que ha defendido en multitud de ocasiones la eficiencia y la importancia de la Institución que dirige, no seguirá la corriente del Gobierno central y autonómico de reducir presupuestos y dotará a las cuentas anuales de más dinero. Concretamente, de 14 millones de euros más, hasta alcanzar los 380 millones de euros, lo que se traduce en un aumento cercano al cuatro por ciento con respecto al pasado ejercicio.

Este crecimiento de la inversión se debe en parte a que las aportaciones del Estado -que son la principal fuente de ingreso de las Diputaciones- se mantienen para 2013. Además, según fuentes consultadas por LA RAZÓN, el incremento durante este ejercicio de la recaudación propia, al asumir muchos servicios que antes prestaban los Ayuntamientos, permite mantener el capítulo inversor. Cabe recordar que la Diputación se hace cargo de muchas de las competencias de los municipios, principalmente de aquellos más pequeños, ya que tienen menos capacidad de hacer frente a la crisis.

De esta manera, se aumentará el presupuesto del área de Bienestar Social y se conservarán los proyectos de apoyo a los pueblos. Además, continuará con sus planes de formación para los más jóvenes.

Pero para poder aumentar el gasto en algunas partidas, hay que recortar. La Diputación bajará entre un cuatro y un cinco por ciento los gastos de personal y en un dos por ciento los de funcionamiento. Para el pasado ejercicio presupuestó 65 millones para la partida dos y 42 para los gastos corrientes.

Esta bajada, sin embargo, no supondrá el despido de ningún trabajador, ya que se llevará a cabo amortizando plazas existentes. No habrá, por tanto, menos asesores ni se bajará el sueldo de los diputados. Las mismas fuentes recordaron que durante la pasada legislatura ya se decidió recortar el número de personal de confianza, pasando de los 38 asesores que dependían de los grupos políticos a solo 26. En total, la Diputación cuenta con 37 asesores y 31 diputados, 19 del Partido Popular, diez del PSPV, uno de EU y otro de Compromís.