El Gobierno levanta en armas a las farmacias

El Gobierno levanta en armas  a las farmacias
El Gobierno levanta en armas a las farmacias

El tijeretazo del Gobierno ha puesto en pie de guerra a las farmacias. De momento, los boticarios de Madrid, Valencia y Castellón han sido los primeros en alzar la voz y en sumarse a los médicos en una protesta histórica contra el Ministerio de Sanidad, por los recortes económicos que tendrán que afrontar a la hora de realizar su trabajo. Los farmacéuticos han empezado además a empapelar sus establecimientos con carteles críticos con el Ejecutivo y con las repercusiones sociales de sus decisiones, y se están planteando incluso la posibilidad de dejar de hacer guardias si las Administraciones públicas renuncian a pagárselas, como ocurre en Francia, como represalia por el drástico recorte que sufrirán sus beneficios. El Colegio de Farmacéuticos de Madrid ha solicitado para ello una reunión con la Federación Española de Municipios y Provincias, ya que los ayuntamientos podrían ser los «pagadores» de dichas guardias. Sólo en esta comunidad, el tijeretazo pondrá en peligro 1.000 boticas, y en toda España unas 8.000.