Real Madrid

ANÁLISIS: Un partido madurado camino de la triple corona por José Ramón Sandoval

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

l ¿El partido más difícil de España en mucho tiempo?
–El encuentro dejó claro que el que pensara que la triple corona iba a ser fácil estaba muy equivocado. Portugal propuso una presión muy arriba, algo a lo que España no está tan acostumbrada. Lo normal es que los equipos hagan un repliegue intensivo y no hagan esta presión tan adelantada. La idea de los lusos era evitar el juego combinativo del rival desde la defensa, y hay que darles su mérito por ello durante los 90 minutos.

l ¿Con la prórroga llegó la mejor versión de «La Roja»?
–Sí, sin duda. Un dato que lo demuestra es que España pisó más veces el área en esos 30 minutos que en todos los 90 anteriores. Una de las razones fue que la presión tan arriba de Portugal requiere un desgaste que les pasó factura al final.

l ¿Alguna otra causa?
–Del Bosque sabía que había que madurar mucho el partido y, sin poder conocer lo que se le pasó por la cabeza, creo que con Negredo buscó la alternancia del pase corto y pase largo. El problema es que la presión tan adelantada de Portugal lo evitó. Con la entrada de Cesc, España tuvo más protagonismo con el balón y volvió a las andadas de progresar combinando en todas las líneas. Esto permitía que los futbolistas estuvieran más juntos a la hora de la recuperación y pudieran hacerlo, además, más cerca de la zona de definición.

l ¿Mejor con Navas y Pedro?
–Los movimientos de Silva eran siempre muy horizontales y se juntaba con Iniesta. Con los extremos en el campo, el equipo ofensivamente fue más vertical, y obtuvo más profundidad. Usó mejor las bandas y permitió el desdoble de los laterales en ataque. Algo imposible en el tiempo reglamentado, ya que no les daba tiempo a llegar y tenían la marca fija de los laterales oponentes. Creo que España durante el partió temió un poco el contragolpe de Portugal, por ello las líneas estuvieron algo más separadas.

l ¿Qué opina de Portugal?
–Su actuación fue muy atrevida. Estrechando el campo por el centro, acumulando jugadores y tapando los pasillos centrales para darle protagonismo a sus interiores. Sabían bien qué hacer cuando robaban balones. Portugal es un equipo, y lo demostró en cuartos, capacitado para tener el balón, pero prefiere ataques rápidos lanzando en movimiento a sus interiores (Nani y Ronaldo), que finalizan todas las jugadas.

 

José Ramón Sandoval 
Entrenador