La falta de controladores aéreos pone en peligro la escuela de pilotos

El conflicto «no sólo afecta al prototipo del avión militar, sino a cada certificación», asegura la plataforma sindical.

La escuela de pilotos es un proyecto básico para el mantenimiento de Sevilla dentro del eje aeronáutico europeo
La escuela de pilotos es un proyecto básico para el mantenimiento de Sevilla dentro del eje aeronáutico europeo

SEVILLA- La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) advirtió del riesgo manifiesto de que dos proyectos básicos para la economía local, como la escuela de pilotos y las pruebas de vuelo del A400M, no se terminen de concretar en la ciudad.El portavoz del sindicato de controladores aéreos en Sevilla, Fernando Recuero, puso en cuestión el anuncio de contratación de AENA de seis operarios con el fin de que los vuelos de prueba del A400M –que, como reconocieron desde EADS, «debían estar en Sevilla»–, regresen desde Toulouse, donde fueron trasladados el 19 de mayo. AENA aseguró a LA RAZÓN de Sevilla que «el proceso de contratación sigue su curso y culminará en el menor plazo posible» y que «las dudas» del sindicato de controladores «forman parte de una estrategia de presión» tras la aplicación del decreto por el que vieron recortadas sus condiciones laborales.Airbus reclamó controladores «en exclusiva» para las pruebas, argumentando para ello poder efectuar los test sin entrar en conflicto con el tráfico aéreo civil. Con la entrada en vigor del Real Decreto sobre condiciones laborales de los controladores, AENA no podía asignar un controlador específico, lo que motivó el traslado. Francia sí dispone de un cuerpo específico para los ensayos. Por la misma razón, según USCA, el proyecto de la escuela de pilotos podría no concretarse finalmente.«No hace falta contratar a nadie. Lo podemos y queremos hacer los controladores españoles y mejor que nadie», explicó Recuero, quien argumentó que se acusa a su gremio de «falta de productividad» y, sin embargo, no les permiten realizar estos servicios, como piden. «Las pruebas del Airbus A330 MRTT –cuyos vuelos han sido monitorizados desde el Flight Test Centre creado por EADS en Sevilla– son la prueba del buen servicio que podemos prestar», subrayó.El conflicto abierto con AENA –desde febrero, el Gobierno aprobó importantes recortes en el gremio y el sindicato denuncia «presiones» e «incompatibilidades para compaginar vida familiar y laboral»– «no sólo afecta al prototipo (del A400M)sino a la certificación de cada avión que salga y pone en peligro la escuela de tripulaciones», indicó el portavoz en Sevilla de USCA. Según el sindicato, tras el anuncio de AENA de que se contratará a seis controladores, «se ha tanteado a profesionales que están en Maastrich y no han querido venir porque allí tienen mejores condiciones de trabajo». AENA apuntó recientemente que el traslado de vuelos de los prototipos del A400M a Francia es algo «provisional». Los nuevos profesionales cubrirán las necesidades de EADS-CASA y, además, formarán parte de la plantilla del Centro de Control Sur, según Fomento.