Valencia permitirá comprar plazas de «parking» hasta ahora en concesión

La medida, que gestionarán las promotoras, podría afectar a 5.600 propietarios

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

VALENCIA- El Ayuntamiento de Valencia ha cambiado la normativa para que aquellos propietarios que lo deseen, puedan comprar la plaza de aparcamiento que hasta ahora tenían en régimen de concesión. La medida podría beneficiar a cincuenta «parkings» y a unos 5.600 dueños.
Con la venta del subsuelo público, el Gobierno de Rita Barberá pretende recibir ingresos significativos que aún no ha cuantificado, ya que ello dependerá del valor de mercado o catastral, el del suelo, del margen de beneficio del promotor, del coste de construcción, de otros gastos y de los años de concesión en el caso de plazas de este tipo, según explicó ayer el concejal de Patrimonio, Alfonso Novo.
Matizó que no será el Consistorio el que venda las plazas de aparcamiento de manera individual a particulares, sino que serán las comunidades de propietarios y promotores los que ofrezcan esta posibilidad a los titulares. No obstante, aseguró que nadie podrá obligar a los dueños a comprar y que, por ley, se respetará el contrato de concesión.
Ya existen nueve comunidades de vecinos interesadas en la idea -en las calles Quevedo, Pintor Genaro Lahuerta, en San Vicente, en Hermanos Machado, Gorgos, en las plazas José María Orense, y del Árbol, en el Paseo de La Alameda y en La Torre-. Y es que, según Novo, con ella se da respuesta a una demanda histórica de los que habían adquirido un estacionamiento en un «parking» público por concesión a largo plazo «y entendían que nunca sería suyo y no se lo podían dejar en herencia a sus descendientes».
Sin embargo, el portavoz de EU, Amadeu Sanchis, calificó la decisión de «inadmisible» ya que, de esta forma, el PP «decide regalar a los gestores privados la utilización del subsuelo con la consiguiente pérdida del control público de los aparcamientos, de la concesión de los mismos y pone en peligro el patrimonio».
Valenbisi más caro
En cuanto la Zona Naranja en Russafa, Novo confirmó que se está estudiando ampliarla, pues el Plan Riva reducirá plazas. Lo que sí subirá será el precio del bono de Valenbisi. Negó que el incremento se fuera a producir a principios de año, pero admitió que el servicio de alquiler de bicicletas se encarecería unos seis euros a partir de mayo.