Cine

Un «pirata» en la Academia

En ocasiones, no hace falta irse muy lejos para hallar al enemigo. Ahora, la industria del cine lo ha encontrado en su propia casa: la Academia de Cine. Manuel Sirgo, miembro de esta institución y, para más honra (o mayor escarnio en este caso), ganador de un Goya por un corto de animación, «Pollo», en 2002, presuntamente se ha dedicado a subir a internet las copias de los filmes que distribuye la Academia para su descarga gratuita

El detenido, en una imagen de 2005
El detenido, en una imagen de 2005

La liebre la levantó la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda): «La entidad, que realiza regularmente un seguimiento exhaustivo de las posibles copias de estrenos cinematográficos que son colgada en la red, detectó hace dos semanas que en el blog de los denunciados aparecía la primera copia ilegal subida a la red de "Ispansi", que acaba de ser estrenada en las salas».Reacción en cadenaLa entidad presidida por Enrique Cerezo interpuso una denuncia ante el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Madrid, y ayer se dio el primer paso para aclarar los hechos: la Policía detuvo al citado académico, además de a dos empleados de su productora, 12 Pingüinos, por un delito contra la propiedad intelectual. «Tengo un disgusto tremendo. ¿Cómo vas a desconfiar de los propios académicos?», dijo ayer Carlos Iglesias, director de «Ispansi». «Resulta desolador que te roben de esta forma después de ver el esfuerzo, el tiempo y la ilusión que invierte en una película tanta gente. Me parece una bajeza en cualquier persona, pero de una que puede verse en las mismas en unos meses, de un compañero...», se lamentó el realizador. La indignación se propagó entre el mundo del cine como la pólvora: «Lamentable, pero espero que sea motivo de reflexión», dijo Álex de la Iglesia en su Twitter. «Parece un chiste. No sabes si reír o llorar», aseguró el director Manuel Martín Cuenca, que estrena este fin de semana «La mitad de Óscar». De hecho, en el blog en cuestión, http://totaldirecto2.blogspot.com, están alojadas ilegalmente otras muchas películas: las tres primeras cintas de la saga de «Torrente», «Gordos» e, incluso, la vencedora de la última edición de los premios Goya, «Pan negro», son algunos de los éxitos españoles que se pueden descargar en esta página. No es la primera vez que Egeda denuncia un hecho como éste. Cuando se estrenó «Ágora», de Alejandro Amenábar, hizo lo propio y el responsable de colgar la primera copia se encuentra actualmente a la espera de juicio. Pero, ¿por qué se ha producido la detención en este caso y no ocurre con tantas otras cintas colgadas ilícitamente en internet? «Cuando se tratan de películas recién estrenadas es más sencillo porque, con toda seguridad, no pueden estar en la red legalmente. En otros casos, los trámites para saber si tienen autorización o no hacen el proceso prácticamente inviable», explica Fernando González, adjunto a la dirección de Egeda. Una piedra en el zapatoNo es la primera vez que llega a internet una de estas copias. De «Balada triste de trompeta», dirigida por Álex de la Iglesia, circulaba por la red una versión de alta calidad con algunos fotogramas con la frase «Copia para los miembros de la Academia» sobreimpresionada. Desde luego, internet es el enano que no le deja de crecer a la Academia: primero con el follón que montó Álex de la Iglesia, todavía presidente de la entidad, al pronunciarse sobre la ley «antipiratería», una actitud por la que acabó dimitiendo. Ahora, a vueltas otra vez con internet y un miembro, eso sí, entre 1.200, que presuntamente se dedica a «regalar» las obras de sus compañeros. ¿Quién vendrá a poner paz? ¿Bigas Luna, Enrique González-Macho o Azucena de la Fuente?