Revientan con una lanza térmica la cámara acorazada de una joyería y se llevan todas las joyas

Uno grupo de ladrones reventaron este fin de semana la cámara acorazada de una joyería ubicada en el número 17 de la calle Caleruega, en Pinar de Chamartín (Ciudad Lineal), con una lanza térmica, y se llevaron todas las joyas que había en su interior, han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Se trata de la joyería Castillo de Joyeros, que ayer lunes, cuando abrió el establecimiento se encontró la cámara reventada y con que le habían desaparecido todas las joyas de la caja fuerte y de un armario, aunque la Policía no valora la cantidad económica sustraída en el robo.

Al parecer, los ladrones llegaron al interior de la joyería a través de un comercio textil colindante. Entraron en el cuarto de contadores del mismo, que comunica con la joyería, y con distintas herramientas que llevaban los ladrones, hicieron un pequeño butrón en la pared de 20 por 20, por el que se colaron para hacerse con su botín.