El PP dice que Navarro gasta al día 5000 euros en comidas y asesores

El recorte de la inversión turística afecta a Benidorm

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Alicante-La directora de Campaña del PPCV, Paula Sánchez de León, se refirió ayer a Agustín Navarro, quien «horas antes de conocerse su candidatura a la alcaldía de Benidorm, aseguró que prefería ser un tránsfuga a ser un delincuente», y añadió que «desde luego, lo que sí es, es un delincuente de la democracia porque ha arrebatado ilegítimamente la alcaldía a Pérez Fenoll».
De esta forma, criticó que «desde su llegada al consistorio, tanto él como sus compañeros ex socialistas, se han dedicado a despilfarrar las arcas municipales, creándose una corte de asesores y malgastando el dinero público en comidas y bacanales varias». Y concretó que «la fiesta que les ha costado a los ciudadanos de Benidorm 5.070 euros al día y ha logrado disparar la deuda del Ayuntamiento en seis millones de euros».
Los populares celebraron el viernes una cena en Benidorm a la que asistieron destacados dirigentes del partido como la directora de campaña, el secretario general, Antonio Clemente, el vicesecretario, David Serra o la presidenta de Les corts, Milagrosa Martínez.
Sobre las declaraciones de Manuel Chaves, Paula Sánchez de León apuntó que, «una de dos, o el vicepresidente tercero tiene el mismo peso político que Alarte o es un intento más de tomar el pelo a los ciudadanos y de jugar al despiste».
Indicó que «de poco le sirve a los ciudadanos de Benidorm este falso alcalde cuando su partido en los Presupuestos Generales del Estado ha reducido la inversión dirigida a la promoción turística en casi un 20 por ciento».
Se trata de «un tijeretazo sin sentido en un sector clave para Benidorm, así como para la recuperación económica y la creación de empleo, que en 2009 supuso 257.000 puestos de trabajo en la Comunitat Valenciana y más de 13 millones de euros». Asimismo, denunció que el Gobierno «ha reducido en 200.000 plazas el Plan de Vacaciones del Imserso, lo que va a suponer una pérdida de 60.000 paquetes turísticos para Benidorm».