La UE promete un segundo rescate tras una jornada de pánico en los mercados

Los jefes de Estado y de Gobierno de los veintisiete han prometido este jueves a Grecia un segundo rescate, si su parlamento aprueba la semana que viene el plan de ajuste y privatizaciones pactado con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Una votación positiva permitirá además desbloquear en julio la ayuda de emergencia de 12.000 millones de euros que el Gobierno de Atenas necesita para no suspender pagos en verano.

"El plan global de reformas pactado con la Comisión, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI, y la adopción por parte del parlamento griego de las leyes clave sobre la estrategia fiscal y las privatizaciones deben finalizarse de manera urgente durante los próximos días", exigen los líderes europeos. "Ello servirá de base para fijar los principales parámetros de un nuevo programa apoyado conjuntamente por sus socios europeos y el FMI, en línea con las prácticas actuales, y permitirá un desembolso a tiempo para cubrir las necesidades de financiación de Grecia en julio", afirman las conclusiones.

El segundo rescate se financiará "con fondos tanto públicos como privados". En este sentido, los jefes de Estado y de Gobierno reclaman la participación de la banca privada "en forma de una renovación informal y voluntaria de los bonos griegos que venzan"para lograr una "reducción sustancial"de la aportación pública, evitando al mismo tiempo un "impago selectivo". El segundo plan de rescate es una de las condiciones que exige el FMI para desbloquear su parte (3.300 millones de euros) de la ayuda de emergencia para julio. Si el parlamento griego aprueba el plan de ajuste la semana que viene, los ministros de Economía de la eurozona desbloquearán los 12.000 millones en la reunión extraordinaria convocada para el 3 de julio.

Grecia impulsará nuevas medidas de ajuste por valor de 3.800 millones de euros
El ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, ha anunciado este jueves nuevas medidas de ajuste por valor de 3.800 millones de euros que faltaban para cumplir el plan de austeridad pactado con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los nuevos recortes han sido acordados con la troika (que incluye a expertos de la Comisión, el FMI y el Banco Central Europeo) y se someterán a votación junto con el programa global de ajuste en el Parlamento la semana que viene, según ha confirmado el portavoz del Gobierno griego. Entre las medidas anunciadas se encuentra una tasa de solidaridad excepcional sobre la renta que oscilará entre el 1% y el 5% según el nivel de ingresos.

Además, se rebaja de 12.000 a 8.000 euros anuales el mínimo de renta exento de impuestos. Finalmente, se introducirá un impuesto anual de 300 euros para los autónomos; se aumentarán los impuestos sobre la calefacción y el diesel para las empresas; y se realizará un nuevo recorte en el gasto público por valor de 400 millones de euros en 2011.