Euroliga

El Real Madrid se aplica

Partido convincente de los de Messina, que vengaron el sonrojo de Charleroi / El Olympiacos estuvo flojo 

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Madrid- Dos niños pequeños que estaban sentados en la zona vip de la Caja Mágica no pudieron ver ni un minuto del partido entre el Real Madrid y el Olympiacos. Ellos iban dispuestos a disfrutar del baloncesto, pero justo unos asientos a su derecha se colocaron Cristiano Ronaldo, Marcelo, Pepe, Khedira y Canales, una tentación demasiado fuerte como para tener ojos para otra cosa. El parquet dejó de importarles de repente, cuando se dieron cuenta de que allí, a su lado, estaban varias de las estrellas del equipo de fútbol, que aprovecharon su día libre para desconectar del clásico con otro partido grande, pero de basket.

El choque era más importante para el Madrid que para los griegos y se notó. La primera fase de la Euroliga se hace larga, nada es decisivo y los equipos se dosifican. La colección de estrellas que tiene el Olympiacos tardó en despertar, nunca mostró la intensidad que hubiera existido en una cita realmente importante y sólo se remangaron para defender el «average» en los minutos finales. Para los de Messina la cuestión tenía un perfil diferente. El sonrojo de Charleroi estaba sin vengar y los jugadores necesitaban lavar su imagen. Este Madrid todavía no recita la lección de carrerilla, se atasca de vez en cuando, y en Bélgica aprendió que no le queda otra que aplicarse cada minuto. El humilde Spirou le pilló con el paso cambiado, así que ayer tocaba empezar con las orejas tiesas.

La intensidad defensiva dio a los madridistas las primera ventaja (24-14, min 10), que supieron mantener durante todo el partido sin excesivos agobios. A los helenos no les iba la vida en ello, mientras que el rival lo que estaba negociando era su credibilidad. Una buena noticia para el proyecto, además del regreso de Prigioni, fue ver a Sergio Rodríguez disfrutando. Firmó una de sus dos mejores actuaciones desde que dejó la NBA y dio motivos de esperanza a los que creen que puede volver a ser importante. Este adjetivo lo tienen en propiedad Llull, siempre protagonista de los buenos minutos madridistas, y Felipe Reyes, el escudo sobre el parquet. Tucker dejó algunos detalles, mientras que Tomic aceleró su aprendizaje sufriendo ante el «catedrático» Bourousis.

El triunfo permite al Madrid sacarse parte de la presión que lleva en los bolsillos, pero no da para grandes conclusiones, porque la primera fase de la Euroliga es baja en calorías. En los playoffs previos a la «final four», por ejemplo, la visita de Olympiacos hubiera sido menos amable.

 

Árbitros: Pukl (Eslovenia), Boltauzer (Eslovenia) y Latisevs (Letonia). Sin eliminados.incidencias: Sexta jornada de la primera fase de la Euroliga. Caja Mágica de Madrid, 7.487 espectadores. Prigioni, el base argentino del Real Madrid, reapareció tras ser operado el pasado 5 de octubre de una fractura en la mano derecha.Parciales: 24-14, 18-20, 16-16 y 24-18.