Baloncesto

Los mejores recuerdos: España el peor enemigo de Grecia

Le ganó en la final del Mundial de Japón y después, en los Juegos y en dos Eurobasket

.
.

Grecia dimitió ante Rusia para eludir a Estados Unidos. Con lo que no contaban Spanoulis y compañía es con que se iban a topar con su peor enemigo desde 2006. España acabó con las aspiraciones griegas en la final del Mundial de Japón, en las semifinales de los dos últimos Eurobasket y en los Juegos de Pekín. Demasiadas cuentas pendientes.


- 5-0. Ninguna selección como la española ha dominado a una de las mejores generaciones en la historia del baloncesto griego. De la final de Japón, hace cuatro años y un día, a los octavos en Turquía hay cinco antecedentes. Cinco victorias de España. Todas ellas, salvo la semifinal del Eurobasket de Madrid (82-77), fueron por más de 15 puntos. Scariolo está convencido de que hoy no será ni parecido: «Será un partido muy duro. Ellos son fuertes, expertos y duros mentalmente». Algo que se podría decir de España antes de las dudas generadas en la primera fase. Hoy, el compromiso del grupo vuelve a ser el mejor aval de «La Roja». Navarro y Garbajosa han superado sus problemas físicos.


- Del sillazo a la tercera plaza. Grecia apareció en el torneo con Schortsianitis y Fotsis castigados por la trifulca del «amistoso» ante Serbia. Fueron castigados con dos partidos, pero reaparecieron cuando debían, ante Turquía. De poco les sirvió. Los anfitriones se impusieron con claridad. La misma con la que sospechosamente cayeron ante Rusia. Sus tres victorias –Puerto Rico, China y Costa de Marfil–, como las de España, no son para presumir. Su técnico, el lituano Kazlauskas, ha conformado un bloque ordenado y en el que las pérdidas son pecado. Es el equipo que menos balones regala del campeonato y su rebote ofensivo puede ser una pesadilla.


-Diamantidis, sí; Pau, no. Es la gran diferencia con el partido de hace un año en Polonia. España arrasó (82-64) camino del oro, pero... Grecia ha recuperado a su exterior más completo. Anota, pasa, rebotea, defiende… Y todo bien. Zisis ejerce de base y Spanoulis, otra estrella europea que en la NBA no vivió su mejor experiencia, es su mejor anotador. Bouroussis, el receptor del sillazo ante Serbia, Tsartsaris y Fotsis son interiores de mentira. Para pegarse por dentro está «Baby Shaq», menos gordo que nunca y que volverá a toparse con Marc. Hace cuatro años, en Japón, el entonces hermano de Pau anuló a la mole griega. Hoy será todavía mucho más importante.


Cheerleaders no, gracias
Las Red Foxes –«Zorras Rojas»– son el grupo de animadoras más prestigioso del mundo al margen de las cheerleaders de la NBA. No faltan en las grandes competiciones de la FIBA. También están en Turquía, pero no en todos los partidos. Los anfitriones, a instancias del Gobierno, las han vetado en sus encuentros porque sus vestimentas y bailes ofenden a la ley islámica. Irán también se quejó y en sus partidos las animadoras cambiaron sus trajes habituales por otros que impedían que se viera «más de lo debido».