Europa

Zapatero: el objetivo inmediato es la reforma laboral

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha mostrado hoy convencido de que las reformas anunciadas consolidarán un crecimiento "más sólido"a medio plazo y ha augurado que las iniciativas que tome la UE y cada país miembro determinarán el futuro económico para los próximos veinte años.

En rueda de prensa tras concluir la Cumbre UE-Chile mientras el euro volvía a bajar respecto al dólar, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha insistido en la necesidad de anticipar la rebaja del déficit, que "no se reduce solo", y de tomar "decisiones creíbles y que se apliquen"."Es lo que vamos a hacer", ha subrayado acompañado de los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y del nuevo presidente chileno, Sebastián Piñera.Tras apuntar que las reformas necesarias para el crecimiento económico "tampoco se hacen solas", ha ratificado que el objetivo inmediato en la agenda del Gobierno es la reforma laboral."Esas reformas van a consolidar un crecimiento económico a medio plazo más sólido; lo que hagamos ahora como UE, y cada país en su ámbito de responsabilidad, va a determinar el futuro económico para los próximos veinte años", ha recalcado Zapatero, quien ha subrayado la importancia de tomar medidas este año para afrontar cambios que la grave crisis "ha hecho evidentes".En su opinión, el plan de la zona euro para estabilizar los mercados y anticipar la reducción del déficit da garantías a todos los Tesoros de la zona euro y obtendrá "un resultado positivo".Ha asegurado en este contexto que "la determinación de la UE y de los países de la zona euro es firme" y ha garantizado que el objetivo es mantener la prosperidad como seña de identidad europea.Ayudas al desarrolloZapatero, también ha asegurado que el recorte de la ayuda al desarrollo en 600 millones de euros era "imprescindible"para poder llevar a cabo el plan de ajuste económico, aunque ha garantizado el cumplimiento de los principales proyectos de cooperación.Según Zapatero, el recorte de 600 millones, que impedirá cumplir su promesa de destinar el 0,7 por ciento del PIB a la cooperación en 2012, es "una parte que es imprescindible para poder acometer el plan de consolidación fiscal"que anunció la pasada semana en el Congreso.Zapatero ha añadido que España seguirá dedicando un volumen "muy importante"de ayuda al desarrollo y que la "gran mayoría de los compromisos"se cumplirán, en especial, en América Latina.Para reivindicar el esfuerzo que su Gobierno ha hecho en este terreno, ha recordado que las partidas de cooperación "se han más que duplicado"en los últimos cinco años, pasando de alrededor de 2.000 a 5.000 millones de euros.Barroso ha afirmado que la Comisión Europea "comprende"la "gran presión"que los países tienen para ajustar sus presupuestos debido a la crisis, pero ha confiado en que la UE cumpla los llamados Objetivos del Milenio establecidos por la ONU para erradicar el hambre y la pobreza en el mundo.La meta de la UE y de la comunidad internacional es alcanzar el listón del 0,7 por ciento del PIB en 2015."Es posible cumplir esos compromisos", ha dicho el presidente del Ejecutivo comunitario, quien ha subrayado que la UE es de lejos el principal contribuyente en materia de cooperación, con el 60 por ciento mundial.Según Barroso, los Veintisiete tienen un "papel de liderazgo"que es "posible"mantener.

 

Por su parte, Van Rompuy ha preferido no hacer comentarios sobre el hecho de que el euro haya bajado su cambio con el dólar al nivel de hace cuatro años porque, ha señalado, eso ha ocurrido ahora en un momento concreto y hay que tener una perspectiva más amplia.Además, ha separado el comportamiento del euro de la evolución de los mercados, que ha dicho que es positiva.Sí ha hecho hincapié en que, en la última semana, en la zona euro se han dado pasos "muy osados"para hacer frente al problema de Grecia y para fomentar la estabilidad financiera evitando el efecto contagio.Todas las medidas adoptadas suponen, a su juicio, "un paquete fuerte y creíble"para asegurar esa estabilidad.También se ha referido a la situación económica de la UE el presidente chileno, quien se ha mostrado convencido de que las iniciativas adoptadas en España y en Europa para reducir el déficit van en la buena dirección.Piñera ha comparado el déficit con el sobrepeso: "para bajar de peso, la receta es conocida, comer menos y hacer mas ejercicio, y si comer menos es la austeridad fiscal, hacer más ejercicio son las reformas estructurales.