El gurú de la educación tecnológica

El profesor de la Universidad de California participó en una conferencia organizada por la Fundación Antena 3.

Larry Rosen, ayer, en un momento de la conferencia en la sede del Imserso en Madrid, invitado por la Fundación Antena 3
Larry Rosen, ayer, en un momento de la conferencia en la sede del Imserso en Madrid, invitado por la Fundación Antena 3

MADRID- Un profesor ha creado un grupo de Facebook en el que plantea a sus alumnos preguntas y espera respuestas. Otro anima a sus discípulos a crear entradas de la Wikipedia. Y un maestro incorpora «podcasts» de sus clases para que los jóvenes se las descarguen en sus iPod. Estos fueron algunos de los ejemplos expuestos por el doctor Larry Rosen, profesor de Picología de la Universidad Estatal de California, para darnos a entender cómo las nuevas tecnologías no sólo han cambiado los hábitos de socialización de los jóvenes; también están influyendo en su educación.

Bajo el título de «El reto del cambio en la Educación. El aprendizaje en la iGeneration», Rosen participó ayer en la Conferencia Internacional perteneciente a la campaña «Vive conectado», organizada por la Fundación Antena 3 y que contó con la colaboración del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Para Rosen, nos hallamos ante el nacimiento de una nueva generación. «Antes las generaciones duraban 20 años. Ahora son 10 años o menos», afirmó. ¿El motivo? La rapidez con que la tecnología penetra en la sociedad. Mientras que la radio tardó 38 años en «calar», «Face-book ha tardado un año».

Y los menores, la «iGeneration», son sus principales usuarios. «Los niños de 9 a 12 años mandan 1.174 sms de media al día, mientras que realizan alrededor de 123 llamadas al mes», afirmó Rosen. Y en cuanto a Facebook, «lo utilizan casi el 90 por ciento de los adolescentes de entre 12 y 17 años».

¿Por qué este «boom»? Rosen apunta a que «la adolescencia es el tiempo de desarrollo social y las redes sociales son su plataforma». «Para mí sería una locura tener 1.090 amigos, pero no para un chico de 14 años», afirmó. Por ello, cree «que no es cierto que esta generación no se comunique, sino que lo hace de forma distinta. Además, siempre están creando: hacen sus propios vídeos, cuelgan sus fotografías, etc.». Por otro lado, los niños «tienen un sentido innato para utilizar la tecnología».

Una biblioteca virtual
Rosen aboga por el uso de estas tecnologías en el aula. Entre muchos ejemplos, el doctor citaba las posibilidades que ofrecen mundos virtuales como «Second Life»: visitar la Capilla Sixtina y ver con detalle los trazos de Miguel Ángel o acudir a una biblioteca virtual.

Así, «el papel del profesor ha cambiado. Ya no vamos a estar atados a los libros». Por ello, «si sacamos contenidos del aula, el profesor se convierte de nuevo en profesor: no impartirá un contenido que puedes leer por tu cuenta. Serán unos analistas».

Tras la conferencia se celebró una mesa redonda en la que participaron, entre otros, Carmen Bieger, directora de la Fundación Antena 3; Fernando Chacón, presidente del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid; y María Antonia Álvarez-Monteseirín, vicedecana del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.


Antes los sms que el «cara a cara»
Durante su conferencia, Rosen trazaba las diferencias entre los miembros de la «generación baby boom», la «generación X» y la actual «iGeneration». Los abismos, sobre todo de la última respecto a las otras dos, son insalvables. Un ejemplo, los niños de 9 a 12 años, «cuando quieren contactar con sus amigos, un 54 por ciento utiliza los sms, mientras que un 33 por ciento prefería el cara a cara. Su forma de socializar es muy distinta», añadió. También han cambiado los hábitos de ocio tecnológico. Un «baby boomer» actual, nacido en los sesenta, se decanta, en orden, por la televisión, la música y el teléfono. Un perteneciente a la «generación X», nacido en la década de los setenta, opta por la música, internet y la televisión. Y los menores que hoy conforman la «iGeneration» prefieren en primer lugar los sms, seguido de Facebook y la música. Un dato que nos atañe: España es el cuarto país del mundo en uso de internet por parte de los adolescentes.