Valcárcel acusa a Zapatero de llevar la incertidumbre al sector del tomate

El presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, compareció ayer en la Asamblea Regional en Cartagena para hablar de las consecuencias para el tomate murciano de un nuevo acuerdo entre la Unión Europea y Marruecos.

El jefe del Ejecutivo murciano, Ramón Luis Valcárcel, durante su comparecencia en la Asamblea, en la que destacó que intentará frenar cualquier acuerdo que perjudique a los murcianos
El jefe del Ejecutivo murciano, Ramón Luis Valcárcel, durante su comparecencia en la Asamblea, en la que destacó que intentará frenar cualquier acuerdo que perjudique a los murcianos

Durante su intervención en la Asamblea Regional, y a preguntas del Grupo Parlamentario Popular sobre las gestiones realizadas en defensa del sector del tomate, Valcárcel aseguró que «estamos en la carrera y vamos a intentar frenar por todos los medios cualquier acuerdo que perjudique los intereses de los murcianos».

Además, el jefe del Ejecutivo resaltó que, ante el Acuerdo de Asociación entre la UE y Marruecos, «el artífice en sí de este acuerdo no es la UE sino el presidente del Gobierno de España», y recordó que la Región de Murcia lidera «un movimiento de protesta», junto con Andalucía, Valencia y Canarias con el fin de «tirar por tierra» este acuerdo que perjudica a los intereses de los exportadores y productores de España. El presidente explicó que el Partido Popular no está en contra de que se pueda alcanzar «algún tipo de acuerdos con países de la cuenca mediterránea para que coloquen sus productos en los mercados europeos» pero, aclaró, «sí que rechazamos de plano todo incumplimiento por parte de Marruecos respecto a este mercado europeo y el consiguiente perjuicio que se genera a los productores y exportadores de tomate en España».

Valcárcel ante las preguntas del PSOE sobre las medidas a tomar para evitar que se reduzca la inversión pública, explicó que «el Gobierno regional está haciendo lo que no hace el Gobierno central».

En este sentido, explicó que «lo importante de las medidas puestas en marcha por el Gobierno regional es que las conozcan los agentes sociales que son los que se sientan con este Gobierno y están interesados de verdad en alcanzar acuerdos para sacar a Murcia de la crisis».

«El Gobierno regional sirve para dar a los ciudadanos de la Comunidad los servicios que les niega el Gobierno de la nación», resaltó Valcárcel, quien añadió que «Zapatero anula a 300.000 nuevos murcianos», al tiempo que se preguntó «dónde están los casi 3.000 millones de euros que debe a la Región de Murcia».

Trabajadores del Zinc

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo murciano aseguró que su Gobierno sigue trabajando para conseguir la recolocación de todos los trabajadores de Española del Zinc (EDZ). En este sentido, Valcárcel, habló de los continuos contactos con los representantes de los afectados por el cierre de esta empresa y de que están estudiando posibilidades de recolocación.

El diputado de IU, José Antonio Pujante, también se interesó por los trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo y por los de algunas empresas que fueron avaladas por el Instituto de Fomento (Info) para intentar superar una situación de crisis. A lo que Valcárcel expresó su preocupación por todos los empleados que en este momento están en regulación de empleo o en el paro, y dijo que el Info ofrece avales a empresas que presentan el correspondiente plan de viabilidad.


La insuficiente financiación ataca al Estado de Bienestar
La consejera de Economía y Hacienda, Inmaculada García, denunció ayer el incumplimiento de la Ley 22/2009 de Financiación Autonómica por parte del Gobierno de España, que ha realizado una interpretación «insostenible» de la ley y no transferirá a la Región las entregas a cuenta del Fondo de Convergencia y del Fondo de Competitividad, lo que supone «un ataque directo al Estado del bienestar en la Región, que se pone en riesgo por la reducción de los presupuestos directos dedicados a estas políticas». García compareció en la Asamblea a petición propia para informar sobre la repercusion de las políticas estatales en materia de financiación autonómica y su incidencia en los presupuestos regionales para 2011. La titular de Hacienda indicó que en el próximo ejercicio se aplicará por primera vez de forma íntegra el nuevo modelo de financiación autonómica, «un modelo que se caracteriza por su gran complejidad y falta de transparencia». Según explicó la consejera, el Ministerio nos ha comunicado que la Región percibirá en 2011 un total de 2.538 millones de euros, «lo que representa un descenso del 6,2 por ciento respecto a la financiación de 2010».
Pero de dicha cantidad, continuó, "deben descontarse 32 millones que la Comunidad debe devolver en concepto de liquidación del ejercicio 2008, y 551 por la liquidación del ejercicio 2009, el primero de aplicación del nuevo sistema de financiación, por lo que finalmente, la cantidad proporcionada por los mecanismos de entregas y liquidación en 2011 se reduce hasta los 1.955 millones en términos de liquidación del modelo,lo que representa una caída del 22 por ciento respecto a la financiación de 2010".