Mas desafía al Constitucional y planea una consulta

«No descartamos la posibilidad de organizar algún tipo de consulta en el marco de esta Legislatura».

La Generalitat no descarta convocar una consulta popular
La Generalitat no descarta convocar una consulta popular

De esta desafiante forma reaccionó ayer el portavoz del Govern, Francesc Homs, tras la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de suspender la Ley de Consultas Populares. El Alto Tribunal admitió el jueves a trámite el recurso que presentó el Gobierno el pasado mes de diciembre y, por tanto, paralizó esta norma que faculta a la Generalitat para convocar consultas por vía de referéndum. El TC debe redactar ahora el fallo correspondiente y dar o quitar la razón al Gobierno, que interpreta que los referendos son materia exclusiva del Estado y que, en consecuencia, la Generalitat no pueda desarrollar esta competencia. La Ley de Consultas Populares fue aprobada por el Parlament en marzo de 2010 con el apoyo del tripartito. CiU la rechazó porque esta norma explicita que el Gobierno debe autorizar las consultas. El Govern de CiU quiere evitar a toda costa la tutela del Estado y, pese a que el TC ha estimado al recurso del Gobierno, ayer insistieron en que «hay soluciones para acabar arbitrando una forma de hacer consultas sin pedir permiso a Madrid». Una de las claves del litigio está en el concepto «referéndum».