Fuenla-town

El polígono industrial de Cobo Calleja, más conocido por haberse convertido durante los últimos años en el Chinatown madrileño, inauguró ayer su ampliación con una celebración al más puro estilo asiático.

La  inauguración de ayer se hizo al más puro estilo asiático con dragones, platillos y banderines rojos
La inauguración de ayer se hizo al más puro estilo asiático con dragones, platillos y banderines rojos

La puesta en escena, con dragones, banderines rojos y platillos incluidos, no era para menos: dos empresarios chinos que llevan más de veinte años trabajando en la Comunidad de Madrid han realizado una importante inversión en la localidad de Fuenlabrada para levantar 40.000 nuevos metros cuadrados en los que, de momento, se van a instalar 80 empresas rodeadas de un entorno nada habitual en un polígono. El nuevo Cobo Calleja parece un centro comercial con fuentes y zonas verdes entre unas naves y otras.

Pero la expansión de China en la región no se va a quedar en los nuevos almacenes, el macroproyecto ideado para esta zona confirmará a Fuenlabrada como la primera localidad europea en presencia de comercios orientales.

En la actualidad Cobo Calleja alberga ya 377 empresas regentadas por ciudadanos chinos, negocios que en su inmensa mayoría se basan en la venta de productos asiáticos. En 2013, la fecha prevista para la puesta en marcha de la segunda fase del proyecto, Fuenlabrada no sólo tendrá un polígono repleto de tiendas chinas sino que también dispondrá de tres centros comerciales, bancos, supermercados, 1.500 plazas de aparcamiento y hasta un hotel de lujo o resort –como prefieren llamarlo sus dueños, los señores Yongping y Litie– dónde los empresarios chinos que viajen a España puedan hacer sus negocios con todas las comodidades.