El presidente alemán blanco del lanzamiento de huevos

El presidente alemán, Christian Wulff, fue hoy blanco del ataque de un hombre de 50 años, que lanzó varios huevos contra él y el primer ministro del estado de Hesse, Volker Bouffier, mientras se dirigían a pie a la alcaldía de la ciudad de Wiesbaden, capital de ese "Land".

El hombre, que fue rápidamente reducido por la policía, logró acertar tanto en la chaqueta del presidente como del jefe del gobierno local, informaron fuentes de las fuerzas del orden.

Los hechos ocurrieron cuando ambos políticos caminaban por la plaza del Ayuntamiento.

El altercado apenas inmutó a Bouffier y a Wulff, quien tras el ataque reapareció con un traje limpio y siguió con el programa del día, incluido un encuentro con un grupo de muchachas estudiantes en la sede del Parlamento regional.

Wulff, de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel, no es el primer político alemán de primer orden que sufre un ataque de estas características.

En septiembre de 2009, la propia Merkel fue objeto del lanzamiento de huevos en un mitin electoral, situación que había vivido ya en una campaña en 2001.

Más o menos lo mismo le ocurrió a Helmut Kohl, también de la CDU, en dos ocasiones, en 1996 y 1991, cuando fue víctima de un ataque con huevos, tomates y otras hortalizas, situación a la respondió lanzándose contra sus agresores.

Por parte presidencial, el precedente más destacado fue la agresión sufrida en 1992 por Richard von Weizsäcker, a quien le tiraron una naranja y otros objetos cuando iba a pronunciar un discurso contra la xenofobia en Berlín, en plena conmoción por varios ataques contra extranjeros en el país.