Auge populista en Finlandia

La derecha xenófoba quintuplica su número de votos. Los conservadores ganan las elecciones legislativas

finlandia
finlandia

MADRID- Vuelco electoral en Finlandia. La derecha populista se convierte en la tercera fuerza política del Parlamento tras quintuplicar sus votos en las elecciones generales celebradas ayer. Los Verdaderos Finlandeses (VF), sumaron un 19% de los votos, frente al 4,1% de 2007. Los grandes perdedores de la cita electoral, en cambio, fueron los tres partidos que han dominado tradicionalmente la vida política del país. Conservadores, socialdemócratas y centristas fueron el blanco del descontento del electorado.

Los conservadores del Partido de la Coalición Nacional lograron ser los más votados (20,4%). Su líder y ministro de Finanzas del Gobierno saliente, Jyrki Katainen, de 39 años, se convertirá con toda probabilidad en el segundo primer ministro más joven de la historia de Finlandia.

A poca distancia de los conservadores, se coloca la oposición socialdemócrata, con un 19,1%. Pero si hubo un derrotado, éste fue el Partido de Centro de la primera ministra, Jyrki Katainen, que pasa a ser el cuarto partido del Parlamento, con un 15,8%.

Reconocido por sus rivales como el vencedor de los comicios, Timo Soini, el líder de los VF, no podía anoche disimular su entusiasmo. Su carisma y a su retórica nacionalista y euroescéptica han dado a su partido la llave del próximo Gobierno. «Ésta es una gran victoria, es el triunfo del sentido común de los finlandeses, que no quieren seguir gobernados por los mismos viejos partidos que llevan décadas en el poder», afirmó un exultante Soini tras conocer los resultados. «Queríamos romper la supremacía de los grandes partidos, llevo años luchando para ello. Soy un hombre paciente, y hoy por fin lo hemos logrado», añadió Soini.

Según los analistas, el impresionante avance de la ultraderecha complicará la formación del próximo Gobierno debido a sus posturas radicales en muchos temas importantes, especialmente en el rescate financiero a Portugal, que debe ser aprobado por el Parlamento. El líder populista no se cansó de advertir en la campaña que no gobernará con ningún partido que respalde la ayuda a Lisboa. Anoche Soini advirtió al líder conservador que las negociaciones para formar gobierno serán «muy complicadas».


Timo Soini, xenófobo y euroescéptico
Timo Juhani Soini se ha convertido en la estrella electoral finlandesa gracias a un estilo desenfadado y a un lenguaje incendiario. Antes de fundar los Verdaderos Finlandeses, perteneció al antiguo Partido Rural de Finlandia, donde aprendió que el éxito de todo populista se basa en aportar respuestas sencillas a problemas complejos. Soini ha sabido erigirse en portavoz de los sectores decepcionados con la política. Devoto católico en un país mayoritariamente luterano, se muestra contrario al aborto y a que la Iglesia celebre matrimonios homosexuales.