La UGT pide que se destine el 7 por cien del PIB a la enseñanza

La Razón
La RazónLa Razón

VALENCIA- Los miembros del Comité Nacional Ordinario de la Federación de Enseñanza de UGT aprobaron reclamar a las Administraciones que destinen el 7 por ciento del Producto Interior Bruto a educación y que la enseñanza confesional de las religiones quede fuera del currículo escolar.
Tras analizar la situación de la educación y la situación política tras las elecciones del 20N, la UGT valenciana aprobó una resolución en la que exige, tanto al nuevo Gobierno estatal como a la Generalitat, que no empeoren las condiciones laborales de los trabajadores valencianos de la enseñanza.

Para lograr este objetivo, el sindicato ha elaborado un decálogo en el que asegura que, para garantizar la estabilidad del sistema educativo, se debe apostar por la inversión en Educación para que sea considerada como un auténtico derecho fundamental y servicio público.

Considera que la participación de los centros concertados ha de ser complementaria y subsidiaria de los centros públicos, y rechaza tanto la cesión de suelo público para la construcción de centros privados concertados como la concesión de conciertos educativos a centros privados que segregan a su alumnado por razón de sexo u otras causas.

La resolución asegura que la estabilidad del sistema educativo se consigue sin nuevos cambios en las leyes educativas.