Zapatero recorta en un 70 por ciento la dotación para Murcia en política social

No por muchos golpes que se lleva uno termina por acostumbrarse con plenitud a los zarandeos que le toca aguantar. Estableciendo un símil con el sentido de esta frase, podemos decir que tampoco la Región se termina de acostumbrar a los desprecios continuos, múltiples y desagradables que asesta el Gobierno central a los murcianos.

El consejero de Política Social, Mujer e Inmigración de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Joaquín Bascuñana en una imagen de archivo reciente
El consejero de Política Social, Mujer e Inmigración de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Joaquín Bascuñana en una imagen de archivo reciente

El último en poner incisión sobre este aspecto fue ayer el consejero de Política Social, Mujer e Inmigración de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Joaquín Bascuñana. El consejero murciano denunció el recorte que el Gobierno Zapatero ha realizado en la Región y que asciende al 70 por ciento. En concreto, Bascuñana destacó que el Ejecutivo nacional ha reducido de 17 a 4,5 los millones que destina para política social en nuestra tierra. Se produce por tanto, un descenso de 12,5 millones de inversión en una materia que resulta de vital importancia para el discurrir correcto de la sociedad, ya que atañe a aspectos muy necesarios para y vitales para los ciudadanos.

Movido muy posiblemente por este motivo, el Gobierno regional se desmasca de esta postura recesiva de Zapatero en el campo de las acciones sociales y destina ocho de cada diez euros en política social, como recordó el consejero Bascuñana. Éste destacó que el Gobierno regional siempre ha trabajado y lo hará por asegurar los servicios básicos y dignos para todos los murcianos en disciplinas como la sanidad o la educación. Precisamente estos dos aspectos son muy sensibles para el Ejecutivo autonómico ya que dentro de su seno se tiene la plena convicción de que representan dos materias fundamentales con las que todo esfuerzo se considera escaso. Es por esto que el Gobierno Valcárcel destina el ochenta por ciento de su presupuesto a política social, porque la considera un terreno importantísimo.

El pensionazo de ZP

Bascuñana también se refirió a la modificación de las pensiones aprobada entre el Ejecutivo central, los sindicatos y la patronal. El responsable regional de Política Social apuntó que el trasfondo sobre el que se debe poner la atención es en la situación laboral por la que está atravesando el país. Es decir, Bascuñana señaló que si no existe la gente necesaria cotizando será muy complicado alcanzar un fondo económico necesario que pueda soportar las pensiones del futuro aunque se esté trabajando hasta los 67 años. De esta forma, el consejero afirmó que si no hay empleo se deberá replantear la cuestión de las pensiones porque se carecerá de un fondo de cotizaciones necesario para hacer frente al pago de las nóminas de los pensionistas. Por tanto, de acuerdo con lo establecido por Bascuñana, las pensiones se encuentran supeditadas a la fortaleza laboral que presente un país, algo que en España no existe en la actualidad y se prevé lejana su consecución.

Por otra parte, ligado al recorte de dotación para política social realizado por el Gobierno, Bascuñana también volvió a exigir por enésima vez el pago de la deuda histórica a la Región, fleco que Zapatero sí se ha apresurado a saldar con otras comunidades como Aragón, Cataluña o Andalucía (todas ellas de signo socialista). El Gobierno cifra en 4.300 millones la cantidad que el Ejecutivo central adeuda a Murcia en concepto de la actualización población que los socialistas se niegan a realizar. El consejero señaló que, si el pago de la deuda se hubiera realizado, habría más empleo regional, mejor sanidad, las cuentas de la Comunidad estarían más saneadas y se podría atender a una mayor cantidad de ciudadanos desde el punto de vista de la política social. Lamentablemente de momento todas estas mejoras tendrán que esperar por el sectarismo de Zapatero.


La Comunidad felicita a los más mayores la festividad de San Valentín
El consejero de Política Social, Mujer e Inmigración, Joaquín Bascuñana, y la directora gerente del Instituto Murciano de Acción Social, Isabel Sola, visitaron ayer las residencias públicas de mayores «Obispo Javier Azagra» y «San Basilio» y la concertada «Virgen de la Fuensanta», con motivo de la festividad de San Valentín, conocida popularmente como «el Día de los Enamorados». Esta campaña de visitas del consejero de Política Social, emprendida hace unas semanas, culminará a finales del próximo 26 de marzo, cuando se celebre el Día de Puertas Abiertas en todos los centros de mayores de la Región. Ayer, la intención principal era compartir con los residentes de estos tres centros ubicados en el municipio de Murcia las actividades organizadas por el Día de San Valentín. Con tal motivo, en la residencia de mayores «Obispo Javier Azagra» se organizó un mercadillo; en la de «Virgen de la Fuensanta», un concurso de piropos; y en la de «San Basilio» eligieron a la «Pareja del Año» y regalaron bombones a todos. Entre los tres centros acogen a más de 350 mayores, «con los que ha merecido la pena charlar un rato y conocer sus inquietudes», manifestó Joaquín Bascuñana, que hizo hincapié en la necesidad de potenciar el número de visitas a los residentes. De esta manera, el Gobierno regional pretendió estar presente en la celebración de un día que resulta muy especial y que dentro de los ancianos no podía ser menos, por lo que Bascuñana trató de compartir unos agradables momentos con los más veteranos de la Región.