Europa

GRUPO A: Domenech despedida a la francesa

Los «bleus» llegan con dudas en su juego y desconfianza 

Ribéry, el jugador del Bayern de Múnich, es la estrella francesa
Ribéry, el jugador del Bayern de Múnich, es la estrella francesa

La mano de Henry los ayudó a lograr el billete mundialista después de una fase de clasificación floja, con altibajos en su juego y con el seleccionador Domenech en el punto de mira de las críticas. Tantas que la Federación gala ya le ha buscado un sustituto para después del Mundial. Laurent Blanc tomará el relevo para hacer una revolución que el actual técnico no se ha atre- vido a acometer a fondo. Ha hecho retoques, ha perdido al madridista Lass Diarra durante la concentración y ha borrado de un plumazo a Benzema después de su aciaga temporada en el Real Madrid. Va a ser una despedida a la francesa porque a Domenech nadie le va a echar de menos cuando tome el portante.Los jugadores importantes han perdido peso específico y hay quien asegura que antes de convocar a Henry, el seleccionador le preguntó si estaba dispuesto a ser suplente. La respuesta afirmativa del azulgrana hace que sea uno más del grupo. Un grupo que no encuentra sus señas de identidad, y por ello Domenech en los últimos amistosos ha probado con un nuevo sistema (4-3-3) para dar al equipo más capacidad ofensiva.La portería tiene dueño seguro. Lloris (Lyon) se ha ganado el puesto, es uno de los mejores del continente y está muy cotizado en la «Premier». Sobrio, ágil y rápido en las salidas, ha relegado a Mandanda al banquillo. Por delante no hay muchas dudas y lo lógico es que Sagna, Gallas, Abidal y Evra conformen la defensa. Domenech ha probado con el azulgrana en esa posición, en la que también puede actuar el sevillista Squillaci o Marc Planus (Girondins).Si Domenech se decide por tres centrocampistas para dar un aire ofensivo al equipo, las opciones son para Gorcouff, Toulalan y Ma- louda, con Alou Diarra a la expectativa. Pero habrá que esperar al primer partido del campeonato para conocer con seguridad los planes del técnico con descendencia catalana.Gouvou, Anelka y Ribéry serán los encargados de romper a las defensas rivales y de hacer los go- les. El jugador del Bayern de Múnich, que ha renovado con los alemanes, después de coquetear con el Real Madrid y el Barça, es la estrella del combinado. Para él es un escaparate el Mundial y tiene ganas de consagrarse. Van Gaal lo echó mucho de menos en la final de la «Champions» y Domenech se agarrá a él para que Francia al- cance la clasificación en un grupo en el que México, Uruguay y los anfitriones, Suráfrica, no van a hacer concesiones.Es una selección en la que Henry tiene un papel muy secundario, aunque podrá ser utilizado cuando los partidos se atasquen o cuando el resultado permita dar descanso a los titulares, algo que en un Mundial no suele suceder.Pensar en que Francia va a hacer algo grande –al menos llegar a se- mifinales– no se lo creen ni sus seguidores, que han abandonado el chauvinismo por culpa de Domenech, criticado unánimente por aficionados y medios de comunicación. La cresta del gallo, pues, está boca abajo. Sin embargo, tampoco habrá que enterrarlos porque en una competición de este calibre las cosas cambian repentinamente de un día para otro. Si así fuera, Domenech se irá por la puerta grande y no tendrá, como se espera, una despedida a la francesa.51 goles de Henry con la selección¿Es alcanzable la marca del jugador azulgrana? Tendrá que pasar un tiempo para que algún delantero galo pueda superar a Thierry. Just Fontaine marcó trece goles en Suecia 1958 y debe servir como una motivación más para los Anelka, Gouvou y Ribéry, que tienen la misión de hacerlos ahora. Por lo visto en la fase de clasificación, a Francia marcar le cuesta demasiado.Suráfrica: Al son de las «vuvuzelas» lcánica podría enfriar el verano en EuropaEl anfitrión siempre suele tener alguna ayuda extra. En esta oportunidad el ensordecedor ruido de las «vuvuzelas» puede ser su mejor aliado para llegar a octavos, el objetivo que se ha marcado Parreira, campeón del mundo con Brasil en 1994. Un técnico de prestigio para una selección limitada en la que destaca la presencia de Pienaar, jugador del Everton que se mueve bien por las bandas. Descartado McCarthy, ex del Celta, el gol es cosa de Parker.México: El carácter de Javier Aguirre El carácter de Aguirre, la experiencia de Márquez (Barcelona), Guille Franco y Cuauhtémoc Blanco, unida a la aportación de jóvenes como Guardado y Vela hacen que el seleccionado azteca aspire a superar el cruce. Es su techo, porque en los últimos cuatro campeonatos nunca ha pasado de octavos. Cuentan con un buen portero, Ochoa, y jugadores como Salcido y Osorio con experiencia en Europa. Son incómodos para cualquier rival y si defienden bien darán mucha guerra.Uruguay: A los pies de Luis Suárez y Forlán«Recemos para que Luis Suárez (Ajax) y Forlán (Atlético) encuentren el gol y a partir de ahí hablaremos», aseguran los uruguayos, convencidos de que sus posibilidades pasan por la inspiración de sus dos goleadores. Tabárez tiene tablas suficentes para sacar el mejor partido de un bloque al que le falta calidad en el centro del campo pese al talento del joven Lodeiro. Godín (Villarreal) y Lugano (Fenerbahce) conforman una buena pareja de centrales, aunque son un poco lentos.