Cara a cara con John «el rojo»

No ha aportado nada nuevo al concepto de las series sobre asesinatos y policías, pero gusta. El mentalista, Patrick Jane (Simon Baker) tiene su alter ego en otras ficciones similares en las que un personaje con ciertos poderes mentales colabora con la Policía.

Cara a cara con John «el rojo»
Cara a cara con John «el rojo»

Si en algo se diferencia de otros productos similares es en su barniz blanco. Jane, el protagonista, no es un tipo duro sino un hombre guapo, siempre sonriente, siempre vestido con chaleco, que parece divertirse sorprendiendo a los demás con sus dotes adivinatorias. La trama de los diferentes capítulos es sencilla y cada uno de ellos tiene su propio final. Ni siquiera los asesinatos resultan desagradables, víctimas y malvados son gente guapa y con dinero en una ficción en la que no encaja el tono lúgubre.

Pero lo cierto es que sí existe, pululando en el ambiente de cada capítulo, un personaje siniestro, John «el Rojo», que asesinó a la familila de Jane y al que éste persigue desde entonces. Pues bien, hoy, en el último capítulo de la tercera temporada, «El mentalista» nos brinda un impactante desenlace. Patrick Jane logra el objetivo que persigue desde hace años: enfrentarse cara a cara con John «el Rojo». Y logra encontrarse ante su enemigo tras haber descubierto la identidad del topo que éste tiene en el CBI. Este último capítulo de la tercera entrega consiguió reunir en EE UU, donde se emitió el 19 de mayo, a más de 14 millones de espectadores.