El Ayuntamiento instalará radares móviles en las calles de las «zonas 30»

Las víctimas mortales en accidentes de tráfico bajan un 20 % en Barcelona

BARCELONA- El Ayuntamiento de Barcelona hizo ayer balance de la siniestralidad viaria en las calles de la ciudad en 2011 y anunció que habrá radares móviles en las zonas en las que la velocidad está limitada a 30 kilómetros por hora. El primer teniente de alcalde, Joaquim Forn, afirmó que una de las prioridades municipales para este año será la seguridad de conductores, motoristas y ciclistas, por lo que se ha preparado una batería de propuestas.
La instalación de radares en estas zonas viene motivada por las cifras de atropellos en Barcelona. La responsabilidad principal recayó en los conductores (637 casos en 2011), frente a las veces en los que la culpa era del peatón (303) o compartida (203). El jefe de la Guardia Urbana, Evelio Vázquez, destacó que «estudiaremos mejorar la seguridad en los pasos de peatones, y que como la mayoría de atropellos se dan en calles estrechas y pequeñas, impulsaremos la ubicación de radares móviles en todas las «zonas 30» de Barcelona».

Balance positivo
El balance de accidentes de 2011 es positivo en comparación a años anteriores. El número de accidentes bajó un 2,44 por ciento, las víctimas mortales descendieron un 20 por ciento y los heridos graves fueron 17 por ciento menos que en 2010. Forn detalló que hubo un total de 31 fallecidos en accidentes de tráfico en Barcelona (en 2010 fueron 39), de los que trece iban en moto o ciclomotor, otros trece eran peatones, un ciclista, y cuatro iban en turismo.
Forn señaló que otra de las medidas que estudia el Consistorio es la posibilidad de que los motoristas multados puedan sustituir parte de la sanción económica por cursos de formación.Sería en función de la gravedad de la infracción, y el Ayuntamiento valoró su «efecto pedagógico».


Encargan un estudio sobre los carriles bici
El Ayuntamiento de Barcelona anunció ayer que encargará una auditoría sobre la seguridad de todos los carriles bici de la ciudad, después del reciente atropello mortal a una ciclista por parte de un camión. Según los datos facilitados del Consistorio, durante 2011 los accidentes en bicicleta aumentaron un 26,33 por ciento, al pasar de 414 a 523, si bien el porcentaje de bicis implicadas en el total de accidentes ocurridos en Barcelona continúa siendo muy reducido y sólo alcanza el 3,11 por ciento, pese a que cada día hay 106.000 desplazamientos.