El precio de la vivienda cae un 155% desde 2007

La vivienda nueva continuó su caída en 2010 con una contracción de su precio de un 3,2 por ciento a lo largo del año. De esta forma, el precio se situó en 2.476 euros por metro cuadrado de promedio, y el coste de una vivienda media alcanzó los 222.800 euros, lo que supone una contracción del 2,4 por ciento.

La Sociedad de Tasación sitúa el precio medio del metro cuadrado en  2.476 euros
La Sociedad de Tasación sitúa el precio medio del metro cuadrado en 2.476 euros

El precio de la vivienda prosiguió con su descenso en 2010 y cayó un 3,2%, según el índice del sector de la Sociedad de Tasación (ST). Pese a tratarse del retroceso más moderado de los últimos tres años, desde que el sector alcanzase se cota máxima a finales de 2007, el retroceso acumulado es del 15,5%.

Al cierre del ejercicio, la vivienda nueva de tipo medio en las capitales de provincia costaba 2.476 euros el metro cuadrado, según el estudio, realizado mediante un sondeo directo en más de 90.000 viviendas. Aunque la diferencia es más que notable dependiendo de las provincias. Mientras que en la más cara, Barcelona, se situó en 3.821 euros por metro, en Cáceres apenas si alcanzó los 1.398 euros.

Pese a que el desenso se ralentizó de forma significativa, pues fue 2,5 puntos porcentuales inferior al de 2009, el del pasado ejercicio no será el último. Como casi todos los expertos, empezando por el propio Banco de España, la Sociedad de Tasación también está convencida de que el ajuste en el sector no se ha completado y de que los precios seguirán cayendo hasta que «se absorba el excedente de oferta existente». Y eso llevará mucho tiempo, pues según la entidad que preside Francisco Fernández Ordóñez, el «stock» de viviendas vacías oscila en este momento entre los 700.000 y el 1,1 millones de unidades.

A su digestión no ayudará la supresión de la desgravación fiscal por compra de vivienda habitual para las rentas superiores a los 24.000 euros, factor que en la primera parte del año hará que las ventas «tiendan a ralentizarse».

Precisamente, la eliminación de esta ayuda empujará los precios a la baja. Su desaparición, explica el informe, contribuirá a «un mayor debilitamiento de la demanda actual que incida negativamente en la evolución de los precios si se mantienen las condiciones de financiación actuales». Por su parte, el portal inmobiliario fotocasa.es informó de que el precio medio de la vivienda usada cayó un 3,8%.