Nos dan un respiro por Iñaki Zaragüeta

La Razón
La RazónLa Razón

Bruselas da un respiro a Rajoy y a España. Tras semanas de desasosiego, con las aguas de la economía turbulentas, parece que la Comisión Europea nos concede una tregua. Para ello, los españoles hemos comprobado cómo se nos puede exprimir hasta el líquido sinovial. Paro, copago sanitario, subida de impuestos, aumento de la luz, sangría para rescatar el sistema financiero, rebaja de sueldos y un sinfín de recortes en nuestros servicios han servido de algo. Da la impresión de que Merkel y los mercados han satisfecho su voracidad, aunque no sepamos exactamente hacia dónde vamos. El crecimiento, el crédito, la creación de empleo … no se perciben en el horizonte inmediato.

Desde Europa y otras atalayas expertas, incluso Krugman ha dado marcha atrás sobre sus agoreras perspectivas sobre nuestra economía, nos aplauden por elegir el camino correcto y nos alientan a seguir por esta vía hacia el Gólgota.

En ese empeño se consume el presidente del Gobierno para que el Banco Central Europeo y demás Saturnos se olviden de devorarnos y se desvíen hacia otros derroteros. ¡Pobres de aquellos en los que fijen su atención!.

Dicho todo esto, presidente, coincido con mi amigo Rogelio en que, además de esta sangría en nuestras venas, existen otras partidas, instituciones y organismos para darles el tajo, que aliviarían las arcas públicas y que han quedado indemnes. Si me admites la sugerencia, plasmaré aquí una extensa relación, cuya ejecución sería bastante más aplaudida por nosotros que las del duro programa gubernamental.

 Acepto la necesidad de los recortes, pero me queda la sensación amarga hacia los dirigentes «ahorra, ahorrador, que ya vendrá el derrochador». Así es la vida.