La violencia escolar se reduce un 128 por ciento en cuatro años

Tres de cada mil alumnos observa, sufre o infringe malos tratos en el aula

La mayor parte de las incidencias en los colegios suceden delante de otros compañeros o de profesores, tutores, personal no docente o de familiares. En muy pocos casos no hay testigos
La mayor parte de las incidencias en los colegios suceden delante de otros compañeros o de profesores, tutores, personal no docente o de familiares. En muy pocos casos no hay testigos

Valencia- Uno de los principales problemas en los colegios durante los últimos años ha sido la proliferación de casos de violencia escolar entre los alumnos. Por ello, es una muy buena noticia que la aplicación del Plan de Prevención de la Violencia y Promoción de la Convivencia en los Centros (Previ) haya logrado que estos sucesos -los considerados muy graves- hayan descendido un 12,8 por ciento en los últimos cuatro años en la Comunitat.

Según datos del curso 2011-12 publicados por el Observatorio para la Convivencia Escolar, la Conselleria de Educación, Formación y Empleo registró, durante el pasado curso, 514 incidencias graves en la convivencia escolar, frente a las 590 acaecidas durante el curso 2008-09. Es decir, un total de 76 situaciones violentas con carácter severo menos.
Los datos del Observatorio desvelan que tres de cada mil escolares de la Comunitat observa, sufre o infringe violencia en el aula.

El informe también recoge la mejora paulatina año tras año de las cifras, no solo de los casos graves de comportamiento, sino también de la violencia escolar en general, ya que se ha reducido en un 5,8 por ciento en los últimos cuatro años.

Educación registró, durante el pasado curso, un total de 1.521 altercados frente a las 1.611 sucedidos en el curso 2008-09. Los casos de violencia de grupo también descendieron el curso pasado, disminuyendo significativamente el número de implicados en los conflictos.
En el 80 por ciento de los casos, los testigos que lo presenciaron intentaron mediar en la situación. La reacción más habitual fue cortar la situación (703 incidencias) o en el caso de un alumno, informar a un adulto (376 incidencias).

La mayor parte de las incidencias sucedieron delante de otros compañeros o de profesores (667 incidencias), tutores (395), personal no docente (266) o de familiares (163). Solo en 52 casos no hubo testigos.

El Plan Previ surge como resultado del trabajo realizado por el Observatorio de la Convivencia y fue concebido por la Generalitat para dar respuesta a las necesidades de problemas de convivencia, detectadas por la propia comunidad educativa.

Este plan establece tres tipos de medidas de prevención dirigidas al sistema educativo, a la población en riesgo y a la sociedad. Recoge también recomendaciones que ayudan a las familias a intervenir desde su ámbito y, algo muy importante, a colaborar con los centros educativos.