Ayuntamientos: compromiso con el ciudadano y apuesta por la austeridad

Toman posesión los 2.248 alcaldes de Castilla y León con voluntad de servir e ilusión, a pesar de la crisis

Javier Lacalle dialoga con Juan Carlos Aparicio y César Rico, momentos antes de convertirse en el nuevo alcalde de Burgos
Javier Lacalle dialoga con Juan Carlos Aparicio y César Rico, momentos antes de convertirse en el nuevo alcalde de Burgos

VALLADOLID- Los ayuntamientos de Castilla y León iniciaron su andadura en la presente legislatura con la austeridad, el compromiso de la ciudadanía y el empleo como señas de identidad. No hubo sorpresas de última hora y el mapa electoral de nuestra Comunidad volvió a teñirse de azúl, el color del Partido Popular. Y es que la formación liderada por Juan Vicente Herrera recuperó numerosos municipios, entre los que hay destacar las capitales de Palencia, de León y la villa burgalesa de Aranda de Duero. El PSOE por su parte solo consiguió un triunfo cómodo en Soria, mientras que en Segovia, Pedro Arahuetes tendrá que gobernar con el respaldo de Izquierda Unida.
Con ilusión, alegría, pero a la vez con responsabilidad para no fallar a sus vecinos, afrontaron los alcaldes su investidura. Uno que lo hacía por primera vez era el de Burgos, Javier Lacalle, quien se comprometió a «crear empleo y atraer inversiones industriales que permitan consolidar los puestos de trabajo.
Asimismo, anunció que la acción de su gobierno irá encaminada a «mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, modernizar la ciudad y atender la situación económica, bajo políticas de austeridad». Javier Lacalle destacó que Burgos es «una gran ciudad» y que este hecho hace necesario que se produzcan los cambios que esta nueva denominación demanda.
En este sentido, reconoció que los cambios a desarrollar seguirán bajo el liderazgo del Ayuntamiento y de forma consensuada con el Plan Estratégico.
Por último, Lacalle tuvo palabras de agradecimiento a sus predecesores en el cargo José María Peña, Ángel Olivares y Juan Carlos Aparicio, presentes todos ellos en la sala. Tampoco se olvidó del fallecido Valentín Niño a quien agradeció su «apoyo y cariño» en sus comienzos en el mundo de la política cuando le llamaba «nene».
En Ávila el ‘popular' Miguel Ángel García Nieto afronta su tercera legislatura con un mensaje en el que ha subrayado la «difícil situación económica» de los ayuntamientos por la «falta de financiación local», informa Ical.
«Nuevas oportunidades»
El nuevo alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, tomó posesión de su cargo e inició así un «camino de ilusión y de esperanza» que, explicó, debe conducir a una ciudad «más próspera, más moderna y con más oportunidades», como, recordó, lo hicieron en su día personas ilustres que le han precedido.
Durante su intervención señaló que afronta esta etapa con el objetivo de «llevar una Salamanca mejor a las generaciones futuras, una Salamanca que se sienta orgullosa de su pasado, pero una Salamanca que, desde el presente, construya un futuro lleno de nuevas oportunidades».
Fernández Mañueco apuntó que sus prioridades son «las personas» y por tanto sus principales objetivos serán su «bienestar, mejorar su calidad de vida y ayudas a quienes más lo necesitan».
Por ello apostó porque las fuerzas políticas unan sus fuerzas en la construcción de una ciudad, por lo que avanzó que su gobierno se asentará en el «diálogo y la tolerancia», como le enseñaron las mujeres y los hombres que hicieron la transición.
Un ‘popular' en casa de ZP
Una de las capitales de provincia que el Partido Popular recuperó en los pasados comicios fue la ‘casa' del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Emilio Gutiérrez tomó posesión del cargo como nuevo alcalde de León y lo hizo con el deseo de que esta jornada suponga «el inicio de una nueva etapa», para lo que se comprometió a dirigir una administración «responsable» y a gobernar «para todos».
Por ello, el nuevo regidor leonés garantizó que se trabajará con el fin de «no defraudar» a aquellos que han impulsado al PP con su voto, pero también garantizó «el mismo empeño» en conseguir la «confianza del resto de ciudadanos». Durante su discurso, Emilio Gutiérrez declaró asumir el cargo «con responsabilidad, entrega y con vocación de servicio», así como con el objetivo de cumplir con la tarea encomendada que es «gobernar para todos», después de que León haya «rubricado» en las urnas la «necesidad de un cambio».
Otro feudo tradicionalmente socialista que recuperó el PP fue Palencia. El ‘popular' Alfonso Polanco prometió ser «el alcalde de todos» con un programa basado en «el diálogo, el consenso y la participación», al tiempo que añadió que «las puertas del Ayuntamiento estarán siempre abiertas a los ciudadanos», informa Efe.
Además, aseguró afrontar esta «nueva etapa» con «mucha fuerza e ilusión» en un día en el que dijo sentirse «especialmente orgulloso de ser palentino y poder representar a toda la ciudad».

«Hacer más con menos»
Otra que repite, pero en esta ocasión con una mayoría que le permitirá hacer muchas más cosas, es la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, quien apostó por la «austeridad, la eficacia en el gasto y el uso de nuevas fórmulas de gestión» para «hacer más con menos».
Asimismo, incidió en el «compromiso con las personas con nombres y apellidos» y en el trabajo «por todos sus derechos» y expresó su intención de que «no haya problema de los ciudadanos al que sea ajeno el Ayuntamiento». Rosa Valdeón calificó el nuevo mandato de «etapa llena de oportunidades para que la ciudad avance» y «para que la suma de todos haga más sólido nuestro futuro».