El PP avanza en la transparencia y reivindica la política «honrada»

Valencia-El presidente del Consell, Alberto Fabra, ocupó su despacho en Presidencia hace casi diez meses con una misión clara: desvincular el Partido Popular de cualquier escándalo de corrupción. Con este objetivo, anunció una ponencia de estatutos «valiente» que diera un paso más para garantizar la honorabilidad de todos los miembros de la formación.

En esta línea se pronunció ayer el concejal del Ayuntamiento de Valencia y recién nombrado vicesecretario de Comunicación y Participación, Jorge Bellver, que reivindicó la política como una actividad honorable. Después de alabar a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, pidió a todos los dirigentes populares un plus de ejemplaridad.

Sin embargo, se quedó en una petición, puesto que el plenario no debatió ninguna enmienda relacionada con la manera de actuar con un dirigente imputado o salpicado por algún caso de corrupción. Este punto dependerá de los estatutos del partido en el ámbito nacional, es decir, de Génova. Sí obligará a los cargos públicos a firmar por escrito su compromiso con el buen hacer.,
Aún así, la ponencia dirigida por Bellver fue una de las que más curiosidad despertó. Se presentaron un total de 265 enmiendas, de las que se aceptaron 186 y se debatieron cuatro (dos se admitieron y otras dos se aprobaron con alguna modificación). Así, además de discutir sobre la importancia de la presencia de los políticos en las redes sociales, los más de 900 compromisarios incorporaron al Reglamento la posibilidad de que los alcaldes y portavoces de municipios de más de 3.000 habitantes – y no de 5.000 como hasta ahora- participen en las Convenciones de los populares.

 También aprobó la creación de una nueva Secretaría Ejecutiva de Participación Ciudadana, que elaborará un Código de Transparencia y una Memoria anual de cómo avanzan los objetivo de la formación en esta materia.

Por su parte, la alcaldesa de Benicàssim y encargada de defender el texto relacionado con la política social, Susana Marqués, pidió ser más reivindicativos. «No vamos a perder ni un minuto más en mirar atrás y lamentarnos».

Asimismo, explicó que el sistema de bienestar valenciano no está en peligro, pero hizo hincapié en la necesidad de hacerlo sostenible «gracias a la colaboración público-privada».

En este punto, el plenario del Congreso aprobó la enmienda presentada por el presidente de Les Corts Valencianes, Juan Cotino, que proponía sustituir la expresión «estado del bienestar», por «sociedad del bienestar», al entender que las Administraciones Públicas no tienen la exclusividad de la oferta de servicios para las personas más necesitadas.

Los populares también debatieron la ponencia relacionada con la Comunitat Valenciana y concluyeron la necesidad de defender los sectores económicos más competitivos para generar empleo y salir de la crisis.

Las tres ponencias -«Comprometidos con el PPCV, «Comprometidos con la Comunitat Valenciana» y «Comprometidos con las personas»-, fueron aprobabas por unanimidad.