El PSOE-A se va de congresos dividido

Excepto en Huelva, los socialistas no descartan dos listas de delegados al cónclave regional por provincia, que podrían elevarse a tres en Granada

SEVILLA- El PSOE andaluz está de congresos. Con independencia de que los resultados del 25-M convirtieran el liderazgo de Pepe Griñán en aparentemente incuestionable, entre los socialistas existen diferentes sectores que medirán fuerzas en los próximos meses, apuntalada ya la Junta de la que algunos se han quedado fuera. Sólo el nombramiento de las nuevas ejecutivas en los congresos provinciales posteriores al XII cónclave del PSOE andaluz, que se celebrará del 6 al 8 de julio en Almería, calmarán las larvadas aguas territoriales.
Para empezar, el proceso de elección de delegados al Congreso Regional, del que saldrá la nueva Ejecutiva andaluza, se prevé al menos «igual de movido» que la selección de representantes al federal en el que Alfredo Pérez Rubalcaba venció a Carme Chacón y evidenció la escisión de la federación regional.
Fuentes del partido dan por hecho que habrá más de una lista en casi todas las provincias con la única excepción clara de Huelva. Es más, en algunos casos como Granada, donde los miembros del Comité Provincial han sido convocados de forma extraordinaria ya mañana, se prevé que haya tres candidaturas. El ex senador Luis Salvador podría encabezar una, la vicepresidenta tercera de la Mesa del Parlamento, Teresa Jiménez, otra y el actual secretario de Política Municipal del PSOE-A, Juan Manuel Fernández, una tercera. Fuentes socialistas vinculan la articulación de la última a la salida del ex consejero de Educación Francisco Álvarez de la Chica del Gobierno autonómico y el interés de éste en dar un «toque de atención» a Griñán. Aseguran incluso que se ha celebrado una reunión de alcaldes, encabezada por la regidora de Chauchina, Encarnación García –mujer de Fernández– para tratar el asunto.
Por lo que respecta a Sevilla, en manos de una gestora dirigida por el presidente de la Cámara autonómica, Manuel Gracia –tras la dimisión de José Antonio Viera–, el alcalde de Dos Hermanas y presidente saliente de la FAMP, Francisco Toscano, ya ha anunciado su intención de liderar una lista «de integración», frente a la otra que se espera, auspiciada por la titular de Presidencia, Susana Díaz. La nueva consejera tendrá que dejar la Secretaría de Organización del partido tras su desembarco en la Junta y hay quien señala su intención de convertirse en secretaria general de la agrupación que mejores resultados electorales reporta al partido, como una forma de mantener una importante cuota de poder orgánico. En Cádiz el «golpe de Estado» amparado por San Vicente que provocó hace unos días la salida del secretario general, Francisco González Cabaña, de la Portavocía del partido en la Diputación, no ha ayudado a compactar voluntades. El sector crítico podría plantar cara a la oficialista Irene García. Por lo que respecta a Málaga, fuentes socialistas apuntan que además del secretario provincial Miguel Ángel Heredia, también estaría dispuesto a dar la pelea Josele Aguilar. Lo mismo, que se formalicen dos listados, puede suceder en Córdoba y en Jaén, donde la no inclusión en el actual Ejecutivo autonómico de la «rubalcabista» Micaela Navarro ha fortalecido una corriente de apoyo a la ex consejera ya existente que «podría impulsar a los críticos a agruparse en torno a su figura». El jiennense Gaspar Zarrías ha expresado en público su respaldo y, según afirman, «sigue teniendo mucho poder en Jaén».
En Almería dirige la Ejecutiva José Luis Sánchez Teruel, a quien Griñán ha querido reconocer su trabajo trasladando allí el Congreso Regional pero fuentes del PSOE avisan: «También los han dejado sin consejero y están muy divididos por familias». «Existen cuatro o cinco sectores, entre ellos los afines al ex consejero Martín Soler, y no es de extrañar –añaden– que haya una lista alternativa».
En el fondo de este mapa dividio persiste la distancia entre «rubalcabistas» y «chaconistas». Pese a que tanto desde Ferraz como desde la dirección andaluza del PSOE se han enviado mensajes de cercanía, tras lo ocurrido en el federal sevillano, hay quien insiste en que «los ‘feos' por parte de Griñán a Rubalcaba persisten». Las mismas fuentes desmienten que haya «buena sintonía» entre la «número dos» de Rubalcaba, Elena Valenciano y Susana Díaz, más allá de la necesaria para guardar las apariencias mediáticas.
A la última compete ahora, como consejera, el nombramiento de los nuevos delegados del Gobierno regional en las provincias que, para algunos socialistas, «está retrasando» para no «abrir más heridas» en un escenario complicado salvo en Huelva. Y es a su secretario general y portavoz parlamentario, Mario Jiménez, a quien señalan como el «dos» de Griñán en la futura Ejecutiva andaluza con nuevo esquema.