Rosell: «Guardiola no se queja»

No tiene intención alguna el Barcelona de responder a las constantes pullas que lanza José Mourinho cada vez que ofrece una rueda de prensa. El discurso azulgrana se mantiene prudente y precavido.

Rosell y Guardiola, el día de su renovación
Rosell y Guardiola, el día de su renovación

Lo último son las quejas del luso por el calendario y sus insinuaciones de que se hace a gusto de su máximo rival. «El Barça juega cuando le toca, eso es el deporte», fue toda la respuesta que ofreció ayer Sandro Rosell a las palabras de «Mou».

El club azulgrana ha tenido motivos para poner el grito en el cielo, como durante la pretemporada, que parecía diseñada por el peor de sus enemigos. Pero nadie levantó la voz. «Hay que trabajar con lo que tenemos», decían desde el vestuario. Al Barça le va bien desde que aplica este discurso tan plano y, a la vez, respetuoso para con sus rivales, y no hay visos de que el rumbo vaya a variar.

Guardiola es el primero que mide siempre sus palabras. «Pep no se queja nunca», señalaba ayer el presidente azulgrana. El técnico nunca ha escondido que hay cosas que podrían hacerse mejor, pero no suele lamentarse. «El calendario es el que hay», repite siempre. Lejos de conspiraciones oscuras, Rosell reiteró que «los jugadores de rugby, de baloncesto, los de la NBA o los nuestros, el Barça, juegan martes y sábado, domingo y martes, cuando toca. Esto es deporte y cuando toca tienes que jugar». «No pintamos nada a la hora de hacer el calendario, jugamos cuando nos dicen», añadía Alves desde la ciudad deportiva.

Los jugadores del Barcelona también tienen bien aprendida la lección y no suelen entretenerse con palabras que llegan desde otros lugares. Casi todo son elogios y admiración por su máximo rival. «Mourinho es muy inteligente e intenta distraer la atención para captarla toda él y que, así, no se hable de su equipo. De esta forma, los disparos no llegan a sus jugadores. Pero todo el mundo lo acabará descubriendo», explicó Dani Alves.

El lateral brasileño puntualizó que no considera al luso «un llorón», sino que «simplemente utiliza sus armas». Alves expresó el sentir del vestuario azulgrana respecto a Mourinho: «Los demás, que intenten desestabilizar nuestra tranquilidad. No nos afectará ninguna queja, ningún disparo, tenemos un escudo muy fuerte».


Xavi espera reaparecer en Valencia
El de Terrassa se ejercitó ayer con total normalidad junto al resto de sus compañeros y todo apunta a que reaparecerá mañana en Mestalla después de no poder viajar a Mallorca por lesión. En Valencia también estará Dani Alves, después de cumplir un partido de sanción. Valdés y Puyol, en cambio, continúan al margen del grupo y sigue sin haber una fecha exacta para su regreso. El objetivo es que estén a disposición de Guardiola el 8 de marzo, en la visita del Arsenal.