Cayo Lara culpa a la banca del «drama económico»

Murcia- El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, afirmó, ayer en Murcia, que la actual situación supone un «drama económico montado por la banca especulativa», y pidió que se investigue al Banco de España por «no haber supervisado» la actividad del sector financiero. Cayo Lara hizo estas declaraciones en una rueda de prensa junto al coordinador de IU-Verdes en la Región de Murcia, José Antonio Pujante, tras mantener una reunión con representantes de CCOO, UGT, Gestha, Intersindical, la plataforma por la Sanidad Pública y la Federación de Padres y Madres de Alumnos.
El máximo responsable de IU destacó la necesidad de que el Parlamento nacional impulse una comisión que investigue las causas y responsabilidad en la crisis de los gobiernos centrales y autonómicos, así como del Banco de España y de los responsables de las entidades de ahorro. «Aquí el dinero del fiasco lo tiene que tener alguien, y hay que ver cuánto se puede recuperar», dijo Lara, tras señalar que el «cuadro macroeconómico» del Gobierno es el de «la desesperación», porque las previsiones anuncian que en 2015 el paro será superior al que había cuando el PP entró a gobernar en 2011.
Cayo señaló que el clima de «desesperanza» que se vive en el país no se resuelve con un plan de ajuste o recortes, porque eso supone hacer que la ciudadanía pague una crisis que no ha generado, sino con una política que posibilite una salida social alternativa, para lo que es imprescindible la búsqueda de más ingresos. Para ello, abogó por la lucha contra el «inmenso» fraude fiscal y la puesta en marcha de una reforma fiscal progresiva que acerque la presión fiscal española a la europea, así como la puesta en marcha de un plan de inversiones para financiar la economía productiva y la creación de una banca pública para que fluya el crédito en beneficio de las pequeñas empresas y autónomos. Éste recordó que en julio del pasado año la autoridad monetaria europea realizó pruebas de resistencia a la banca para comprobar su solidez, y que de las 25 entidades analizadas solo cinco suspendieron, entre las que no estaba Bankia, ahora bajo control del Estado, y subrayó que el Eurogrupo «no se fía de España». Asimismo reiteró el apoyo de IU a las movilizaciones contra las medidas políticas.