El PSOE rechaza la supresión de las cesantías que reclama el PP

La Razón
La RazónLa Razón

SEVILLA- El objetivo del PP es eliminar el mayor número de privilegios de los cargos públicos andaluces. Además de la supresión de la pensión y de la oficina que le corresponde a los ex presidente de la Junta, propone otros recortes. En una propuesta de resolución que llevó ayer a la Cámara insta a una reforma del Reglamento para eliminar la asignación económica temporal a la que tienen derecho los diputados, así como a una modificación de la Ley de incompatibilidades de altos cargos de la Junta para suprimir las asignaciones económicas tras su cese (cesantías). Esta medida obtuvo el voto en contra del PSOE y la abstención de Izquierda Unida.
Uno de los últimos parlamentarios en dejar el cargo y cobrar por tanto las cesantías a las que tenía derecho fue el ex «número dos» del PSOE-A, Rafael Velasco. El Parlamento andaluz le reconoció una asignación de 11.039 euros por ocupar el escaño entre abril de 2008 y octubre de 2010. Lo correspondiente a tres mensualidades íntegras como diputado. El PSOE sí contó con el apoyo de la oposición para sacar adelante otras medidas como la limitación para que los parlamentarios no puedan recibir otras asignaciones distintas a su cargo, ya tengan procedencia pública o privada.