Craig Venter busca en Valencia «el combustible del futuro»

El científico estadounidense (izquierda), con Santiago Grisolía
El científico estadounidense (izquierda), con Santiago Grisolía

El padre del genoma humano, Craig Venter, se ha lanzado al mar en busca de información. Con su base en el puerto de Valencia, la expedición del científico estadounidense recogerá muestras de agua de distintas formas de vida a lo largo de diversas ciudades del Mediterráneo. El objetivo, descubrir hasta 80 millones de nuevos genes –el doble de los que se conocen actualmente– cuyo estudio permita la obtención de nuevas fuentes de energía limpia o incluso el combustible del siglo XXI. «Quién sabe, a lo mejor Valencia es la base para un nuevo combustible en el futuro. No sabemos si va a tener una aplicación tan práctica de momento, pero estamos en ello», dijo Venter. Así, los resultados de esta investigación permitirán diseñar nuevos organismos que ayuden a combatir el cambio climático, con nuevas bacterias que puedan eliminar el CO2 y encontrar nuevas fuentes de energía limpia.Según explicó, cada centímetro cúbico de agua tiene un millón de bacterias, una cantidad ingente de organismos que estudiarán durante los próximos años. Asimismo, gracias a estas «especies únicas» que esperan hallar en este mar, se podrá crear una futura «biblioteca de genes del planeta Tierra».En su periplo náutico, los científicos a bordo del «Sorcerer II» filtrarán el agua y los microorganismos obtenidos se trasladarán al laboratorio de San Diego para secuenciar el ADN.Pero de momento, Venter recala en el puerto valenciano, donde ayer fue recibido por el presidente del Consell valenciano de Cultura, Santiago Grisolía, de quien destacó que fue el primer español que confió en el proyecto del genoma humano. «En España ha habido una creencia muy fuerte desde el principio a favor de la genómica y la primera persona que ha creído en este proyecto fue Grisolía», agradeció.