Repensar la televisión

Además de los responsables de informativos, por los cursos de la UCAV pasaron los expertos en contenidos con una certeza incompleta: la televisión sigue siendo única, pero ¿qué será de ella?.

El director general de contenidos de Antena 3, Carlos Fernández, recordó que el consumo de televisión no ha hecho más que crecer. "Este año llegará a los 319 minutos diarios, el más alto desde que se tienen mediciones. La crisis influye, hay menos dinero para otros tipos de ocio, pero esta cifra no ha parado de crecer en los últimos años", señaló. Además, según Fernández, el consumo de nuevos medios se sustenta también en contenidos televisivos. "Si miran los vídeos más vistos de YouTube, se darán cuenta –apuntó-. Y las redes sociales no le han restado fuerza a la televisión. Es el único medio capaz de concitar a mucha gente ante la pequeña pantalla y, al contrario de languidecer, ha reforzado su papel como aparato central de los domicilios.

 

Antonio García Ferreras, director de La Sexta, tomó esta idea: "No existe otro medio capaz de concitar a tanta gente en un momento determinado, de crear un evento que se convierta en golpe de efecto. Es el único medio con ese poder". Pero vamos a la realidad, advirtió: "Esta crisis está golpeando a todos y también a la televisión. Los datos de inversión publicitaria son terribles, y tiene que haber un replanteamiento sobre las dimensiones. Especialmente de la televisión pública, porque, si recortamos de educación y sanidad ¿debe haber una TV pública galáctica?".

Para García Ferreras, el futuro es "muy difícil de imaginar, pero la televisión ha demostrado su capacidad para adaptarse". Por último, lanzó un mensaje a la platea, repleta de estudiantes de periodismo: "Estáis ante el peor momento para ser periodistas. Podría deciros: ‘'Bienvenidos a Afganistán'', pero ahora digo que ya es tarde para ser pesimistas. Esta es la profesión más bonita del mundo. Seguid adelante".

 

El director General de Telemadrid, José Antoinio Sánchez, tomó otra vez el guante del ponente anterior para hablar sobre el papel de las televisiones públicas, y se mostró comprensivo sobre la, dijo, "necesaria reforma de los medios públicos". "La lista de prioridades hoy en el gasto público es interminable, la dicta el sentido común. Y la televisión tendrá que reducirse o privatizarse", apuntó, si bien añadió que la que él preside, Telemadrid, es de las más baratas para el erario de su Comunidad Autónoma. Asimismo, puso en valor las bondades de la nueva legislación aprobada por las Cortes que impide a las cadenas autonómicas endeudarse. "Es una ley magnífica y necesaria", señaló.

Para Sánchez, aunque el futuro solo puede imaginarse, pasa por la conectividad con Internet y la mejora de posibilidades como "las órdenes por voz o incluso los olores". Por soñar que no quede.