Fernández Díaz sobre ETA: «Hay menos peces en la pecera y más al fondo»

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha usado hoy un símil para hablar de la actual situación de los terroristas al decir que "cada vez hay menos peces en la pecera", pero que "están más en el fondo", por lo que al ser más difíciles de detener se ponen "en valor"las últimas detenciones.

Fernández Díaz ha hecho estas declaraciones antes de asistir a la celebración del 25 aniversario de la creación del Consejo de la Policía, donde ha transmitido su felicitación a los miembros del Cuerpo Nacional de Policía que junto con las fuerzas de seguridad británicas han detenido en Londres esta madrugada a los etarras Antonio Troitiño Arranz e Ignacio Lerín Sánchez.

"Cada vez hay menos peces en la pecera pero, además, están más en el fondo porque no están operativos y cada vez es más difícil pescarlos y eso pone más en valor las detenciones que se están produciendo", ha destacado el ministro, recordando también que esta semana han sido cinco los etarras detenidos.


"Tengo la íntima convicción, basada en los datos que disponemos, que está más cerca que lejos, evidentemente, la disolución de la organización terrorista ETA", según Fernández Díaz, que también ha resaltado que un total de 16 etarras han sido detenidos "en lo que va de año y lo que lleva en funciones el actual Gobierno".


Asimismo, en relación con Troitiño, el ministro le ha calificado como "especialmente sanguinario"y ha recordado que está acusado de la comisión de 22 asesinatos, algunos "tan terribles"como el de la madrileña Plaza de la República Dominicana, donde fueron asesinados 12 guardias civiles.


Fernández Díaz ha manifestado también en el Complejo Policial de Canillas (Madrid) que Troitiño estaba condenado a más de 2.200 años de prisión y que "por un error judicial posteriormente subsanado"salió "de forma inadecuada"en libertad.


Cuando se quiso rectificar era tarde, según el ministro, que ha considerado que el etarra se dio cuenta del error judicial o fue "adecuadamente asesorado"y se fugó de España y después de Francia, aunque la Policía le ha estado siguiendo la pista y finalmente ha podido ser detenido en Londres.


El ministro ha informado de que la investigación en Londres sigue abierta con registro de pisos, y ha explicado que los dos etarras, "para pasar más inadvertidos", habían encargado a unos emigrantes que se encontraban en situación irregular las labores del alquiler del inmueble, pero que estos no tienen "nada que ver"con una estructura de colaboración de la banda en la capital británica.


Jorge Fernández Díaz ha asegurado que su departamento sabe que ETA "mantiene una estructura logística operativa en la clandestinidad profundamente debilitada y diezmada", y que a ello se unen "los golpes"de la Policía y de la Guardia Civil.


Ha reiterado que ETA debe pasar a "dejar de existir"y que el Gobierno no va a "cejar en ese empeño"como lo demuestran las actuaciones de hoy, en las que también se pone de manifiesto la "colaboración fluida y positiva"con las fuerzas de seguridad de la Unión Europea (UE).


Así, ha recordado que las cinco detenciones de esta semana se han producido en España y Francia, desde la de la etarra Maialen Zuazo en Bilbao hasta las de Ugaitz Errazkin Tellería y José Javier Osés Carrasco en Albi (Francia) y las de tres terroristas yihadistas en Melilla.
"ETA ya no tiene sentido ni lugar en España ni en la UE", según el ministro, que ha insistido en decir que "el Gobierno no ha negociado, ni negocia, ni negociará jamás ni con ETA ni con sus presos".


Si desde el 20 de octubre pasado ETA está en situación de cese definitivo de su actividad terrorista, no ha sido, según Fernández Díaz, "por voluntad propia, porque se hayan convertido a la democracia, por razones éticas y morales, por que consideren que no pueden jamás justificarse la obtención de presuntos objetivos políticos por medio del terror, el asesinato, la extorsión y el secuestro, sino porque han sido derrotados policialmente". "A ETA lo que le exigimos es su disolución incondicional", ha enfatizado Fernández Díaz antes de avisar: "lo que dice el Gobierno lo cumple y tienen que tomar buena nota".