El veto al tabaco se aplicará «cuanto antes»

La nueva ministra mantendrá la entrada en vigor de la reforma para enero. Los hosteleros avisan de que no harán de «policías» ni de «inspectores»

El veto al tabaco se aplicará «cuanto antes»
El veto al tabaco se aplicará «cuanto antes»

Madrid- No habrá cambios. La nueva ministra de Sanidad, Leire Pajín, confirmó ayer que la reforma de la Ley Antitabaco, que en los próximos días comenzará su tramitación en el Senado, entrará en vigor el 2 de enero, tal y como estaba previsto. «No sólo no tengo ninguna intención de modificarla, sino que tengo toda la intención de que se aplique y se desarrolle cuánto antes», señaló a Radio Nacional. Además, a su juicio, «es una ley que nos acerca a Europa». La ministra, que confesó ser ex fumadora, indicó que gran parte del triunfo de dejar el hábito tabáquico se lo debe a la actual ley, impulsada por la ex ministra de Sanidad Elena Salgado. «La primera ley que se aprobó en este país bajo el Gobierno socialista y que, de alguna manera, me hizo que me planteara dejar de fumar», explicó, poco antes de la inauguración de un simposio de la Sociedad Española de Oncología Médica.


Resistencia hostelera
Pajín, por otro lado, resaltó que con la actual Ley Antitabaco dejaron de fumar más hombres que mujeres, y recordó que en el año 2008 perdieron la vida víctimas del cáncer de pulmón 3.000 españolas. Por eso, a la futura reforma pretende darle una «perspectiva de género». Pero el género no será la única novedad de la nueva normativa, y el sector de la hostelería continúa su batalla para no pagar los platos rotos de la reforma. Ayer anunciaron que no tienen intención de hacer «de policías ni de inspectores» para asegurarse de que la norma se cumple en sus locales. Así lo advirtió ayer en Toledo el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Juan Molas. Molas, además, pidió al Gobierno que estudie cómo compensar a los hosteleros que han sufrido los «errores iniciales de planteamiento» que se han cometido por parte de la Administración y que ya habían hecho «inversiones importantes en la separación de zonas de fumadores y no fumadores». Sin embargo, parece que la intención del nuevo equipo ministerial es mantener la norma como está y que no se pueda fumar en ningún local cerrado.